Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Netanyahu: los palestinos están deteniendo la paz

El Primer Ministro de Israel dijo en EU que su país quiere paz, porque conoce el dolor del terror y la agonía de la guerra
mar 24 mayo 2011 10:54 AM
Netanyahu - Israel - primer ministro
Netanyahu - Israel - primer ministro Netanyahu - Israel - primer ministro

El Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ofrece este martes su visión de un acuerdo con los palestinos en un discurso que dirige al Congreso de Estados Unidos.

El mensaje es una continuación de su presentación de la noche del lunes, cuando dijo a los principales grupos de cabildeo israelí en Estados Unidos, que el conflicto entre israelíes y palestinos continúa porque los estos "se niegan a terminarlo".

En su intervención ante el Comité de Asuntos Públicos Israelí Estadounidenses (CAPIE), Netanyahu dijo que Israel quiere paz, "porque conocemos el dolor del terror y conocemos la agonía de la guerra".

Pero añadió "este conflicto ha durado casi un siglo, porque los palestinos se niegan a terminarlo. Ellos rechazan aceptar el Estado judío".

También repitió su argumento que las fronteras israelíes previas a 1967 eran "indefendibles" .

Los oficiales palestinos han rechazado entrar en nuevas pláticas con Israel sobre el conflicto de varias décadas, hasta que Israel pare de construir asentamientos en tierra de la Ribera Occidental, la cual es vista por los palestinos como parte de su futuro Estado.

Publicidad

El gobierno de Netanyahu ha rechazado los llamados estadounidenses para detener los nuevos asentamientos y criticado la reciente reconciliación entre la Autoridad Palestina con el movimiento fundamentalista islámico, Hamas , el cual gobierna el enclave palestino de Gaza y rechaza reconocer el derecho de existir a Israel.

No hubo una respuesta inmediata al discurso por parte de los palestinos.

El mensaje de Netanyahu al CAPIE fue interrumpido al menos dos veces por provocadores del grupo activista americano antiguerra llamado Code Pink, el cual critica lo que ellos llamaron "el robo de tierra palestina" y el bloque israelí de Gaza.

CAPIE es una fuerza importante en la política estadounidense, que hace donaciones significativas a campañas y atrae a importantes líderes del congreso y administrativos a sus convenciones.

El presidente Barack Obama se dirigió al grupo el domingo. El líder de la mayoría del senado, Harry Reid, un demócrata de Nevada, y el presidente de la cámara de representantes, John Boehner, republicano de Ohio, hablaron el lunes en la noche.

En su discurso del domingo, Obama repitió una frase del jueves, que el status quo en el conflicto Israelí-Palestino es insostenible. Que las fronteras antes de 1967 debieran ser el punto de partida para las negociaciones que le den forma al Estado Palestino; con intercambios de tierra para hacer frente a las condiciones cambiantes de las últimas décadas.

La propuesta es una formulación largamente establecida en las pláticas de paz que Obama expresó como una política oficial estadounidense por primera vez. Pero fue rechazada inmediatamente por Netanyahu como poco realista y provocó crítica de los opositores políticos domésticos de Obama.

Obama defendió su postura el domingo, diciendo que cualquier controversia "no estaba basada en sustancia".

"Es una fórmula bien conocida a cualquiera que haya trabajado en este tema por una generación", dijo Obama. "Le permite a los partidos mismos dar cuenta de los cambios que han sucedido en los últimos 44 años", incluyendo nuevas realidades demográficas del terreno y las necesidades de ambas partes.

Pero Obama también criticó el empuje palestino que busca el reconocimiento de la ONU como un Estado independiente y el acuerdo de la Autoridad Palestina-Hamas de tener elecciones que los unifiquen en 2012.

Hamas es considerada una organización terrorista por Washington, y Obama dijo que no puede esperarse que Israel negocie con el grupo hasta que éste renuncie a la violencia y reconozca el derecho de Israel a existir como un Estado judío.

Por otra parte, Netanyahu dijo el lunes que la " Primavera Árabe ", que tambalea a gobiernos a través de Medio Oriente, demuestra que los problemas de la región "no están dentro de Israel".

Dijo que las protestas -que han derrocado a gobiernos en Egipto y Túnez y que iniciaron demostraciones en Libia, Yemen, Siria y Bahrein- están sucediendo "por una razón sencilla: la gente quiere libertad".

"Es momento de dejar de culpar a Israel por todos los problemas de la región", dijo.

La paz con los palestinos es un "interés vital" para Israel, dijo, "pero no es la panacea para los problemas endémicos de Medio Oriente".

Publicidad
Publicidad