Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El tráfico aéreo vuelve a la normalidad en Europa tras fin de erupción

Los vuelos en Europa se normalizaron tras los problemas causados por una nube de ceniza tras la erupción de un volcan en Islandia
jue 26 mayo 2011 08:35 AM
Aviones en aeropuerto alemán
Aviones-Alemania-AFP Aviones en aeropuerto alemán

El tráfico aéreo en Europa volvió a la normalidad este jueves tras el fin de la erupción de un volcán en Islandia que a principios de semana causó la cancelación de cientos de vuelos en el norte del continente, informaron oficiales.

El volcán Grimsvöetn, ubicado en el glaciar Vatnajokull, entró en erupción el sábado pasado en Islandia. Desde entonces, una nube de ceniza volcánica causó demoras y cancelaciones, sobre todo en Escocia, Islandia, Irlanda del Norte, la región escandinava y Alemania.

La agencia europea de control de tráfico aéreo, Eurocontrol, aseguró este jueves que de acuerdo al Centro de Aviso de Cenizas Volcánicas de Londres (VAAC, por sus siglas en inglés), hay algunas áreas de Europa con concentraciones limitadas de ceniza.

Sin embargo, dicha ceniza tendrá muy poco o nada de impacto en el tráfico aéreo europeo en las próximas 48 horas, informó Eurocontrol.

La agencia también dio a conocer que actualmente no existe espacio aéreo cerrado debido a ceniza volcánica.  

De un total de 90,000 vuelos esperados, alrededor de 900 fueron cancelados en Europa debido a la erupción, agregó la agencia.

Publicidad

Grimsvötn es el volcán más activo de Islandia. En 1783, un sistema de fisuras de 16.7 kilómetros desde el volcán provocó el flujo de lava más grande del mundo durante un periodo de siete meses, dañando los cultivos y la ganadería, de acuerdo con el Museo Nacional Smithsoniano de Historia Natural.

El hecho desencadenó una hambruna que provocó la pérdida de una quinta parte de la población de Islandia, según el sitio de internet Smithsonian.

El año pasado, el tráfico aéreo transatlántico y europeo se vio afectado durante semanas por una nube de cenizas del volcán islandés Eyjafjallajokull .

Publicidad
Publicidad