Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tres explosiones en edificios del gobierno de China dejan dos muertos

Las explosiones sucedieron en sedes gubernamentales; provocaron la muerte de dos personas y seis más quedaron heridas
jue 26 mayo 2011 09:27 AM
Explosiones Fuzhou China
Reu_Fuzhou_China_coche_bomba Explosiones Fuzhou China

Tres explosiones en edificios gubernamentales de China mataron a dos personas y seis más quedaron heridas, confirmaron funcionarios locales a CNN.

"Un coche bomba estalló a las 9:18 am (08:18 pm de este miércoles, tiempo de México) en el estacionamiento de la oficina del fiscal de la ciudad de Fuzhou, seguido de una explosión a las 9:20 am en el edificio del gobierno de Linchuan y otro coche bomba a las 9:45 am, cerca del edificio de la agencia antidrogas local", dijo Zhang Baoyun, un portavoz del gobierno de la provincia de Jiangxi, donde está Fuzhou.

Las autoridades hallaron un muerto en el edificio gubernamental y otra persona murió en el hospital, añadió Zhang.

Algunas fotos donde ocurrieron las explosiones muestran grandes multitudes reunidas cerca de uno de los lugares siniestrados, donde una pluma gruesa de humo negro se extendió en el aire.

Las ventanas quedaron hechas añicos en el edificio de ocho pisos de la oficina del fiscal, mientras que las ambulancias se apresuraron para evacuar dentro y fuera del recinto, informó la agencia de noticias Xinhua, que citó a algunos testigos.

Las autoridades siguen investigando la causa, mientras que los heridos —tres de ellos en estado grave— están en hospitales locales, dijo Zhang.

Publicidad

El funcionario no quiso confirmar un informe previo de Xinhua que culpó a un campesino descontento de hacer estallar las bombas, debido a una demanda en proceso.

Fuzhou es una ciudad de casi cuatro millones de residentes a unos 1,600 kilómetros al sur de Beijing.

En septiembre pasado, los enfrentamientos entre los residentes y los funcionarios de Yihuang, un condado en Fuzhou, ganó la atención nacional.

Tres residentes se rociaron con gasolina y se incendiaron en protesta por la demolición forzada de su casa por el gobierno local.

Uno de ellos murió en el hospital, lo que provocó la indignación generalizada que finalmente obligó a las autoridades provinciales a despedir a varios funcionarios locales.

Helena Hong y Shao Tian contribuyeron con este informe.

Publicidad
Publicidad