Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La justicia es lejana para más de 800 víctimas de la revuelta egipcia: AI

Amnistía Internacional señala que la justicia aún es lejana para los 840 egipcios que murieron en las revueltas; otros 6,000 fueron heridos
vie 27 mayo 2011 10:07 AM

Al menos 840 personas murieron y más de 6,000 resultaron heridas durante la revolución egipcia de principios de año mientras el entonces presidente Hosni Mubarak se aferraba al poder haciendo uso de violencia e intimidación, según reporta Amnistía Internacional en un informe.

Asimismo, el reporte indica que luego que los manifestantes derrocaron a Mubarak , los líderes egipcios tienen aún mucho trabajo por delante para compensar a las familias de las víctimas y restaurar la fe de los ciudadanos en el gobierno.

“Las autoridades egipcias tienen mucho qué hacer para restablecer la confianza en las instituciones públicas, las cuales han sido herramientas de represión y obstáculos para la justicia”, indica el reporte.

“Deben comenzar por revisar las leyes que permitían violaciones y dar pasos para garantizar que dichos abusos no se repitan”.

Publicidad

Autoridades del gobierno egipcio rechazaron la solicitud de CNN para emitir un comentario sobre el reporte.

Amnistía Internacional dijo que envió un equipo a Egipto, el cual pasó más de dos meses realizando entrevistas para elaborar el reporte de 120 páginas. Quejas sobre corrupción, bajos salarios y elecciones fraudulentas dispararon las manifestaciones en las calles de El Cairo a finales de enero . En tan sólo 18 días, los manifestantes lograron terminar con el reinado de 30 años de Mubarak. Pero a pesar de su derrocamiento, muchos siguen sufriendo según el reporte.

“Varios cientos de personas que sufrieron abusos durante este período siguen esperando justicia por lo que les ocurrió”, comentó Amnistía Internacional.

La organización dijo que encontró evidencia “irrefutable” de que cuerpos de seguridad egipcia hicieron uso de fuerza excesiva para reprimir a los manifestantes. Muchos murieron por heridas de bala en la cabeza y pecho. Un hospital de campo informó a Amnistía Internacional que había documentado 300 casos de personas que habían perdido la vista por heridas de bala en sus ojos.

Hubo numerosos casos de tortura de manifestantes que estaban detenidos, afirma el reporte. Estos casos incluyeron golpizas con palos y látigos, electroshocks y amenazas de violación. Al menos 189 prisioneros murieron durante las manifestaciones, afirmó el grupo, haciendo un llamado para que se realice una investigación. Autoridades egipcias arrestaron a Mubarak y a sus dos hijos por su conexión con la muerte de manifestantes .

El ex Ministro del Interior, Habib El Adly, fue sentenciado a 12 años de prisión por corrupción y enfrenta otro juicio por su supuesta participación en los asesinatos. Los fiscales continúan investigando a otros integrantes de alto rango del gobierno derrocado.

Aunque Amnistía Internacional afirma que debe hacerse más.

“La respuesta de las autoridades a las víctimas debe ir mucho más allá que esto”, dijo el grupo. “Eso implica ofrecerles la verdad sobre lo ocurrido, así como la reparación de daños apropiada y asegurar que todos los responsables se lleven a la justicia”.

Mohamed Lofty, un investigador de Amnistía Internacional, dijo que la organización está buscando que la verdad salga a la luz.

“Hemos descubierto que siguen ocurriendo abusos y violaciones a los derechos humanos aún tras la salida de Mubarak”, afirmó Lofty. “Es muy importante que se sepa la verdad de lo que pasó”.

Publicidad
Publicidad