Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El presidente de Sudáfrica busca que Gadhafi acepte el alto al fuego

El presidente Jacob Zuma se encuentra en Trípoli, donde se reunirá con el líder Moammar Gadhafi para pedirle que deponga las armas
lun 30 mayo 2011 09:34 AM
Libia - presidente Sudáfrica
Libia - presidente Sudáfrica Libia - presidente Sudáfrica

El presidente de Sudáfrica, Jacob  Zuma, impulsará un alto al fuego entre las fuerzas de Moammar Gadhafi y los combatientes rebeldes cuando se reúna este lunes con el dictador libio asediado, dijeron autoridades.

Zuma llegó a Trípoli la tarde del domingo. Es la segunda visita que realiza a la capital de Libia con el propósito de mediar el fin de la lucha armada que inició cuando Gadhafi arremetió contra los esfuerzos populares que buscan acabar con sus 42 años de gobierno.

El primer ministro libia, Baghadadi al-Mahmudi, saludó el líder sudafricano en el aeropuerto internacional Mitiga, en Trípoli, antes de que un vehículo lo trasladará al complejo blindado de Gadhafi. En la terminal aérea, decenas de partidarios del presidente libio mostraban pancartas que decían: "Que el líder sea victorioso" y "Gracias por una gran África". 

A diferencia de otros muchos líderes mundiales Zuma y su partido, el Congreso Nacional Africano, y la Unión Africana -a los que representa en este viaje-, no ha pedido la renuncia de Gadhafi. De hecho, ha criticado los ataques aéreos de la OTAN contra las fuerzas del gobierno.

La intervención de la OTAN en Libia inició en marzo, después de que el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el uso de todos los medios necesarios -con la excepción de una invasión por tierra-, para proteger a los civiles de los ataques de las fuerzas de Gadhafi.

Noureddine Mezni, un portavoz de la Unión Africana, dijo que Zuma impulsará un alto al fuego y conversaciones de paz entre las partes en conflicto. La Unión Africana ha ayudado a mediar en otros conflictos, incluidos los vividos por Kenia y Zimbabwe. 

Publicidad

No estaba claro si Zuma aprovecharía la oportunidad para presionar Gadhafi para obtener información sobre el paradero del cuerpo de Anton Hammerl, un fotógrafo sudafricano independiente. Desde abril, Hammerl ha estado en calidad de desaparecido en Libia y se le cree muerto .

Sudáfrica dijo que tiene garantías de Libia de que el periodista estaba con vida. Pero un portavoz del gobierno libio dijo que se desconoce su paradero.

"Nunca, en ningún momento, lo hemos tenido con nosotros", dijo el portavoz Ibrahim Musa. 

La familia de Hammerl ha presionado a Zuma para que plantee este asunto durante la reunión con Gadhafi, dijo la oficina del presidente sudafricano, quien comentó que hará lo que pueda por ayudar, aunque desconocía si podría abordar el tema durante el encuentro.

Gadhafi ha sido visto muy pocas veces en las últimas semanas. La OTAN ha aumentado sus ataques contra el extenso complejo del líder libio conocido como Babel-Azizia, obligándolo a moverse hacia un lugar secreto.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo este lunes que "el reino del terror de Gadhafi está llegando a su fin".

"Está cada vez más aislado en su casa y en el extranjero", dijo Rasmussen en un discurso en Bulgaria. "Incluso sus más cercanos están saliendo, desertando". 

Rasmussen dijo también que la OTAN ha hecho "progresos significativos" en su funcionamiento en Libia.

Publicidad
Publicidad