Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mubarak niega haber ordenado disparar a manifestantes, dice abogado

Farid El Deeb, abogado del derrocado presidente egipcio, concedió una entrevista a CNN en la que habló del deterioro de la salud de Mubarak
lun 30 mayo 2011 11:17 AM
Egipto - abogado de Mubarak
Egipto - abogado de Mubarak Egipto - abogado de Mubarak

El derrocado presidente egipcio, Hosni Mubarak , está "muy triste y lamenta" que esté acusado de haber ordenado que dispararan a manifestantes, pero no se arrepiente, le dijo su abogado a CNN.

El ex líder está "en muy malas condiciones de salud", sufre de un serio problema del corazón y resurgimiento de cáncer de colon, dijo su abogado, Farid El Deeb.

"No ve televisión ni nada más", dijo El Deeb en su primer entrevista desde que la familia Mubarak lo contrató en abril. "Se lo prohíben para evitar más dolor físico. Habla muy poco y suprime mucho de su dolor".

El Deeb sugirió que su entrevista con CNN, transmitida la noche del domingo, será "probablemente lo único que verá en la tele".

Mubarak enfrenta cargos criminale s, incluyendo usar su posición política para adquirir fondos ilegales y cargos capitales potenciales por matar a manifestantes.

"Él está muy triste y lo lamenta, porque no se imaginaba tales acusaciones, especialmente porque él cree que son falsas", dijo El Deeb.

Publicidad

Su abogado negó que Mubarak haya dado cualquier tipo de autorización para disparar o golpear a manifestantes, quienes pedían que dejara su cargo.

"Mubarak ha expresado su pena y ha ordenado que un comité investigue qué pasó", dijo.

Más de 800 personas, incluyendo cerca de 50 policías, murieron en Egipto durante la revolución que duró 18 días.

"Todavía necesitamos descubrir quién le disparó a los policías que murieron durante la revolución", dijo El Deeb.

Una corte del Cairo, que sentenció por primera vez a Mubarak desde que fue derrocado el 11 de febrero, lo multó a él y a sus altos oficiales con más de 90 millones de dólares por su intervención en el corte de la red de telefonía móvil e internet durante cinco días.

Adel Saeed, vocero para el procurador general, dijo el sábado que Mubarak fue multado por 34 millones; el ex ministro del interior, Habib El-Adly, con 50 millones, y el ex primer ministro Ahmed Nazif, con 6 millones de dólares.

"Ellos fueron enjuiciados por cortar la comunicación para obstaculizar los esfuerzos revolucionarios del 25 de enero", dijo Saeed. Los bloqueos empezaron el 28 de enero, mientras las demostraciones en contra del gobierno de Mubarak aumentaba en la Plaz Tahrir en El Cairo.

El Deeb negó que Mubarak, su familia y amigos obtuvieran su fortuna a expensas de los egipcios.

La fortuna personal de Mubarak es de cerca de seis millones de libras egipcias -cerca de un millón de dólares-, "los cuales ahorró al trabajar durante 62 años".

"Él no tiene otras propiedades dentro o fuera de Egipto", dijo. "Él no tiene un solo dólar en el extranjero".

El ministro de justicia egipcio le dijo a CNN en mayo que la fortuna de Mubarak estaba en "los miles de millones de dólares".

"Desafortunadamente, todo el caos y los problemas en las calles egipcias fueron causadas por el ministro de justicia, Mohamed Abdel-Aziz El Guindy", dijo El Deeb. "Se ha probado que todo lo que dice son mentiras".

El abogado se rió de las versiones de que los hijos de Mubarak tengan un trato especial en la prisión de Tora, en El Cairo, en donde esperan su juicio por varios cargos de corrupción. "Nada de esto es verdad", dijo. "Ellos están siendo tratados como cualquier prisionero".

Los hijos no han tenido contacto con su padre, dijo. Que Mubarak se mueva a Tora no es una opción, porque el hospital de la prisión no cuenta con unidad de cuidado intensivo apropiada, dijo.

"Honestamente, está en muy malas condiciones de salud", dijo. "Incluso necesita que lo ayuden a ir al baño. El presidente tiene serios problemas del corazón y complicaciones con su estómago de una operación que tuvo el año pasado en Alemania".

Publicidad
Publicidad