Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La OTAN ataca un complejo militar cerca de la residencia de Gadhafi

El gobierno libio y la OTAN mantienen un cruce de acusaciones luego de que bombas cayeran sobre instalaciones militares en Trípoli
mar 07 junio 2011 08:41 AM
Bombardeo
Bombardeo-OTAN-Tripoli-AFP Bombardeo

Una serie de fuertes explosiones se escucharon la mañana de este martes en Trípoli, luego de que bombas cayeran sobre instalaciones militares cerca de la residencia del líder libio Moammar Gadhafi mientras la campaña aérea de la OTAN continúa .

Las explosiones del martes y otras el lunes, que oficiales libios afirman golpearon edificios de la televisora estatal, provocaron una airada reacción de un vocero del gobierno.

“Creemos que la OTAN entiende que esta campaña militar está fallando miserablemente”, dijo Musa Ibrahim, el vocero gubernamental. “Nadie tiene el derecho de moldear el futuro de Libia excepto los libios”.

Ibrahim afirmó la mañana de este martes que bombas cayeron en el complejo de la guardia popular y en el complejo de la revolución, instalaciones militares cercanas a la residencia de Gadhafi.

Ibrahim dijo que el ataque a la estación de televisión mató a dos personas y causó heridas a 16. La OTAN disputó el reporte. 

“No hicimos blanco o golpeamos las instalaciones de transmisión libia. Lo que atacamos fue el comando central de inteligencia militar en el centro de Trípoli”, afirmó la alianza.

Publicidad

“La historia de los funcionarios libios, de que atacamos la televisión estatal es falso”.

Las declaraciones encontradas entre los funcionarios libios y la OTAN continúan como una guerra de relaciones públicas entre ambos bandos.

Funcionarios libios continuamente acusan a la OTAN de ataques aéreos que según ellos dañan instalaciones civiles y que han matado a cientos de civiles.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo recientemente que sus fuerzas han hecho “progreso significativo” con respecto al mandato del Consejo de Seguridad de la ONU de proteger a civiles libios.

Esta semana, el gobierno libio afirmó que existe evidencia de que los ataques con misiles han herido a civiles.

Funcionarios llevaron a periodistas a Tajura, un suburbio al este de Trípoli, para mostrarles un pequeño cráter en el cual había lo que parecían los restos de un cohete.

Los reporteros también fueron llevados a casas cercanas que, el gobierno dice, fueron dañadas por ataques aéreos.

La OTAN, indagada posteriormente por teléfono, dijo que golpeó sitios militares en el área, pero no confirmó que los ataques causaron daños en un área residencial.

El grupo fue trasladado a un hospital cercano donde visitaron a un bebé, presuntamente víctima de un bombardeo. Una mujer, que según el gobierno era su madre, lloraba sobre el cuerpo de la niña.

A los periodistas no se les permitió hablar con la afligida mujer o con los doctores, pero un doctor pudo entregar sigilosamente una nota a uno de los periodistas, donde se afirmó que la niña fue herida en un accidente de auto, y no en un bombardeo.  

Dan Rivers y Jonathan Wald contribuyeron con este reporte.

Publicidad
Publicidad