Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un asesinato grabado en video detona enojo sin precedentes en Pakistán

Un video muestra el asesinato de un joven de 17 años a manos de fuerzas de seguridad de Pakistán, el evento provocó enojo del público
sáb 11 junio 2011 11:36 AM
asesinato de hombre captado en video
pakistan-asesinato asesinato de hombre captado en video

La escena escalofriante fue capturada en video por un camarógrafo de una televisora local y transmitida a través de las redes pakistaníes. El video es el último en una serie de incidentes de derechos humanos que ha horrorizado a la nación del sureste asiático y que ha erosionado la confianza de los ciudadanos en las agencias de seguridad.

"Nunca se había visto este tipo de enojo entre el público e incluso entre los políticos", dijo Zohra Yusuf, directora de la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán. 

"Fue la manera en que le dispararon de manera brutal a este joven en un espacio cerrado", dice. "Y las imágenes mostraron que claramente no estaba armado. Las imágenes son transparentes. Cuentan toda la historia".

Publicidad

Shah, de 17 años, vestido en una camisa oscura y jeans, intentó asaltar a gente en un parque relativamente nuevo, llamado Benzair Bhutto en honor a la ex primer ministro asesinada. El oficial de policía de Karachi, Rafiq Gul, dijo que Shah apuntó con una pistola, que quería robar dinero y teléfonos celulares.

La pistola de Shah fue confiscada y entregada a elementos de seguridad del parque y después a los Rangers, aseguró la policía.

Shah aparentemente trató de quitarle las pistolas a los Rangers, dijo Gul. Ahí fue cuando los soldados le dispararon. 

El jueves por la tarde, las televisoras pakistaníes estuvieron al tanto de la matanza; los periodistas acusaron a las fuerzas de seguridad de violar seriamente los derechos humanos. 

Resaltaron la tortura y el asesinato del periodista Syed Saleem Shehzad, especialista en Al-Qaeda, a finales de mayo. Se sospecha que el culpable fue el Servicio de Inteligencia Interna de Pakistán (ISI por sus siglas en inglés).

Shehzad le había contado a Human Rights Watch de las amenazas que recibió de ISI, por lo que la agencia de monitoreo pidió una investigación completa. La reputación de la agencia de espionaje fue destrozada desde el asesinato de Osama bin Laden por fuerzas estadounidenses.

También en mayo, fuerzas paramilitares y policiales mataron a cinco ciudadanos chechenos en Quetta, a quienes acusaron de ser terroristas suicidas, pero resultaron ser civiles desarmados. Tusuf dijo que una de las mujeres asesinadas tenía siete meses de embarazo.

La Suprema Corte de Pakistán ordenó el viernes transferencias de los jefes de los Rangers Sindh y de la fuerza policial provincial, de acuerdo con Ikram Chaudhry, un alto abogado de la Suprema Corte.

Chaudhry dijo que la Corte ordenó audiencias en la corte baja. 

Pero parte del problema, dijo Yusuf, es que Pakistán siente que las fuerzas de seguridad actúan con impunidad sin tener que enfrentar a la justicia.

"Casi todos son impunes, ellos no enfrentan el tipo de justicia que un civil", expuso. "El tema de impunidad alienta estos tiroteos".

Yusuf reconoció que en Pakistán abundan los incidentes terroristas y que las fuerzas de seguridad deben actuar en el momento.

"Ellos tienden a reaccionar de forma exagerada y con pánico", dijo Yusuf. "Ellos disparan a matar en vez de tomar otras medidas".

El ministro del interior, Rehman Malik, prometió justicia, pero fue moderado con los comentarios acerca de Shah. 

"No debe haber duda de que el video muestra una injusticia", dijo. "Se tomarán acciones en contra de los soldados, pero nadie debe olvidar que (la víctima) es un criminal. Le apuntó con una pistola a dos mujeres y trató de asaltarlas".

"Hay dos cuestiones, una su antecedente penal y la otra, el asesinato injusto", dijo Malik. "Le aseguro a los familiares de la víctima que la investigación será transparente y neutral y los resultados serán públicos. Estos son criminales que crean problemas entre el público; pero eso no justifica un asesinato como éste".

La familia de Shah insiste que los Rangers mataron a un hombre inocente.

"Mi hijo era inocente", dijo su madre. "Lo mataron".

Yusuf mencionó que después del asesinato de Shah llevará mucho tiempo para restaurar la confianza de los pakistaníes. Nadie, dijo, sabe si será el próximo.

Publicidad
Publicidad