Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cientos que huyen de las revueltas en Siria narran historias de horror

Una periodista de CNN logró adentrarse en Siria para reunirse con ciudadanos que huyen de la violencia
mié 15 junio 2011 10:32 AM
Siria - refugiados - periodista CNN
Siria - refugiados - periodista CNN Siria - refugiados - periodista CNN

A medida que el ejército sirio continuaba el martes su avance implacable contra los manifestantes, los ciudadanos que habían huido de sus hogares por seguridad narraron "historias de horror tras historias de horror" a una periodista que logró entrar en el país.

A pesar de la negativa constante del gobierno sirio para otorgarles a CNN y a otras empresas internacionales de noticias el permiso para entrar al país, una periodista de CNN cruzó la frontera turca hacia el noroeste de Siria durante unas cuantas horas este martes.

Ella habló con la gente en un campamento improvisado cerca de Kherbet al-Jouz, donde lonas colgadas entre los árboles proveen el único refugio contra los elementos de la naturaleza para los cientos de sirios que  acampan allí. Una familia dijo que había pasado la noche entera de pie para no dormir en el barro. Un hombre trató de protegerse de la lluvia con ramas y un trozo de lona.

Las familias se bañaban en un arroyo fangoso, donde también lavaban la poca ropa que habían traído consigo. Miles de sirios se dirigían a Turquía.

Publicidad

La enfermedad ya ha comenzado a extenderse, dijo Mohammed Merri, un farmacéutico que llevaba suministros mientras huía, para luego establecer una especie de hospital una vez que llegó al campamento.

"Mi mayor problema son los niños y las personas con enfermedad cardiaca ", dijo. "Yo no tengo la medicina para eso."

La mayoría de los refugiados aquí son de la región que incluye la cercana ciudad de Jisr al-Shugur, donde las fuerzas del gobierno entraron el domingo .

Varias personas dijeron que habían sido testigos de bombardeos en la ciudad mientras huían. Un hombre dijo que los soldados dispararon contra él, y una mujer dijo que fue testigo de la muerte.

"Prendieron fuego a nuestros campos, destruyeron nuestras casas”, dijo una mujer quien agregó que tenía la intención de cruzar a Turquía para su protección. Pero otros dijeron que permanecerían en Siria, algunos con la esperanza de encontrar a sus seres queridos que perdieron en el caos, otros con la esperanza en contra de toda esperanza de regresar a sus hogares.

Mousa, de 26 años, dijo que trató de hacer precisamente eso hace unos días, pero no tuvo éxito. "Yo estaba en la motocicleta de mi amigo y de repente vi a los militares avanzando a través de los olivos", dijo. "Y ellos comenzaron a disparar contra mí."

Jisr al-Shugur no es el único pueblo en el área que fue ocupada por los militares. El domingo, el ejército también entró en Dair Alzour y estableció presencia en cuatro zonas de la ciudad, dijo un activista. Ellos llegaron a bordo de tanques y camionetas llevando armamento pesado, dijo el activista.

Pero las protestas continuaban desafiando a los militares, añadió. Desde que este tipo de protestas comenzaron en Dair Alzour hace un mes, cuatro personas han muerto y unos 200 han sido heridos, algunos de ellos de gravedad, dijo la activista. Además, unas 1,500 personas han sido detenidas.

Pero  el martes, aproximadamente 16 tanques dejaban Dair Alzour hacia Albu Kamal, en la frontera con Iraq, refirió el activista. Los residentes del área tribal tienen fuertes conexiones con las tribus al oriente de Iraq.

Para el lunes, 6,817 refugiados sirios habían cruzado hacia Turquía, dijo Metin Corabatir  de la oficina en Ankara del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Amnistía Internacional dijo la semana pasada que cree que más de 1,100 personas -incluyendo 82 niños- han muerto en Siria desde  que comenzó la represión a mediados de marzo.

Como resultado de esos reportes y la distribución en las redes sociales de vídeos escalofriantes que presentan la violencia, el gobierno de Siria se ha ganado la condena internacional, aunque no hay respuesta por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.

"El Consejo de Seguridad ha fallado, hasta ahora, para reaccionar en el caso de Siria, que creo que es extraordinario y decepcionante ", dijo Carne Ross, un ex diplomático de la ONU.

Estados Unidos ha impuesto sanciones al presidente Bashar al-Assad y otros altos funcionarios de Siria a causa de abusos contra los derechos humanos,  con el embargo preventivo de todos sus bienes en el país.

Los cuatro miembros europeos del Consejo Seguridad -Gran Bretaña, Francia, Alemania y Portugal- han dicho  que el consejo debe actuar, pero los embajadores de China y Rusia no están de acuerdo, argumentando que la acción  de la ONU arriesgaría más a la desestabilización de esta nación clave en el Medio Oriente.

"China y Rusia están preocupadas de que si el Consejo de Seguridad se siente facultado para dirimir las grandes violaciones a los derechos humanos que ocurren en todo el mundo, eventualmente el Consejo de Seguridad se centraría en cuestiones dentro de China y en el vecindario de Rusia", dijo Jamie Metzl, vicepresidente ejecutivo de la Sociedad de Asia.

"La falla en el hecho de que el Consejo de Seguridad de la ONU no actúe es una tragedia", dijo.

La reticencia de algunos países para actuar podría ser rastreable hasta la resolución del Consejo de Seguridad destinadas a proteger a los civiles en Libia. Rusia y otros rápidamente firmaron la resolución pero -casi tres meses después- los esfuerzos realizados por las fuerzas de la OTAN parecen atrapados en un callejón sin salida.

En cuanto a Jisr al-Shugur, el ejército sirio tomó el control de la ciudad durante el fin de semana, dijo el lunes una red de activistas de derechos humanos.

El gobierno sirio hizo una evaluación similar. "Las unidades del ejército restauraron el lunes la seguridad y la tranquilidad en la ciudad de Jisr al-Shugur," informó la agencia de noticias estatal SANA.

El gobierno sirio insiste en que está deteniendo "grupos terroristas armados" que llevaron a cabo una "masacre" en la ciudad, mientras que activistas de la oposición dicen que las afirmaciones del gobierno son una estratagema para justificar la represión de manifestantes que exigían la reforma del Estado, de acuerdo con la ola de protestas políticas a lo largo del Medio Oriente y África del Norte  de este año.

A lo largo del levantamiento de Siria, su gobierno ha descrito a los líderes activistas como terroristas que buscan desestabilizar el país. Durante este mes, el gobierno dijo que 120 miembros de las fuerzas de seguridad habían sido asesinados por "grupos armados" en Jisr al-Shugur.

Pero los refugiados sirios que han huido  a Turquía dijeron que algunos soldados sirios se rebelaron después de que se les ordenó abrir fuego en contra de manifestantes desarmados y en vez de ello comenzaron a luchar entre ellos mismos.

Miembros de la oposición siria, incluyendo al activista de derechos humanos, Wissam Tarif, dijo también que las muertes probablemente surgieron de una escisión dentro de las fuerzas de seguridad.

Debido a las restricciones a reporteros para entrar a Siria, CNN no ha podido confirmar las cifras de manera independiente.

Richard Roth, Salma Abdelaziz y Saad Abedine, periodistas de CNN, colaboraron en este reporte.

Publicidad
Publicidad