Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Posibles nuevos aumentos y una huelga general paralizan calles de Grecia

Sindicalistas y manifestantes se reúnen en la plaza central de Atenas ante los nuevos impuestos y recortes de personal
mié 15 junio 2011 05:27 AM
grecia-protestas
grecia-protestas grecia-protestas

Miles de manifestantes griegos acudieron al Parlamento y los trabajadores iniciaron una huelga nacional este miércoles en protesta por los intentos del gobierno de aprobar nuevas medidas de austeridad  para el endeudado país de la zona euro.

El primer ministro, George Papandreou, debe conseguir la aprobación de una nueva campaña a cinco años de alzas de impuestos, recortes de gasto y venta de activos públicos para continuar recibiendo la ayuda de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional, y evitar el impago.

El dirigente no sólo enfrenta protestas públicas y la resistencia de la oposición conservadora, que está por delante de los socialistas en los sondeos de opinión, sino también de parte de su grupo parlamentario que amenaza con rechazar el plan.

Miles de activistas y sindicalistas se reunieron en la plaza Syntagma del centro de Atenas, frente al Parlamento, para intentar impedir que los diputados debatan las medidas.

"¡Ladrones, traidores!", coreaban muchos. "¿Dónde ha ido nuestro dinero?".

"Siento ira y rechazo", dijo Maria Georgila, funcionaria de 45 años y con dos hijos. "Son medidas muy difíciles y no nos sacarán de la crisis. No puedo creer que no tengan alternativa", agregó.

Publicidad

Unos 1,500 policías cerraron una parte del centro de la ciudad y levantaron barricadas de metal de dos metros frente al Parlamento y las rodearon de furgonetas policiales y cañones de agua.

El acuerdo prevé 6,500 millones de euros en subidas de impuestos y recorte de gastos este año, doblando las medidas acordadas con los prestamistas del rescate ante un desempleo que ha alcanzado un récord del 16.2% en el tercer año de una profunda recesión.

El gobierno de Atenas ha apelado al consenso nacional sobre las leyes que condicionan una ayuda adicional de la UE y el FMI de otros 12,000 millones de euros para el mes próximo y que Atenas necesita para pagar los vencimientos de deuda ya que, en caso contrario, incurriría en impagos.

"Estamos librando la batalla para servir al bien común, en el momento más crucial para la democracia moderna del país", dijo el portavoz gubernamental George Petalotis a los periodistas.

El plan a medio plazo incluye nuevos impuestos al lujo, medidas contra la evasión fiscal, gravar más los refrescos, los coches, las piscinas y el patrimonio, y recortar la plantilla de 750,000 funcionarios en una quinta parte.

Con estas y otras medidas que supondrían un ahorro de 28,000 millones de euros hasta el 2015, también se pretende recaudar 50,000 millones de euros vendiendo empresas públicas.

Los ministros de la eurozona no lograron ponerse de acuerdo este martes sobre cómo los tenedores privados de deuda griega deberían compartir los costes de un nuevo rescate valorado en unos 120,000 millones de euros antes de la cumbre del 23-24 de junio.

El Banco Central Europeo se opone a tal paso, alegando que si tal participación es involuntaria podría derivar en un impago que afectaría a los mercados y colocaría en riesgo a los países más débiles de la zona euro.

Papandreu iba a reunirse con el presidente Karolos Papulias por la tarde, cuando probablemente pida un apoyo nacional. El partido PASOK tiene mayoría en el Parlamento y quiere impulsar el plan a finales de junio, posiblemente con el apoyo de algunos diputados de la oposición.

Publicidad
Publicidad