Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El primer ministro de Grecia modifica su gabinete para enfrentar la crisis

Evangelos Venizelos fue nombrado como nuevo ministro de Finanzas, en medio de protestas por las medidas para estabilizar la economía
vie 17 junio 2011 06:24 PM
Grecia busca subir impuestos y recortar gastos para alcanzar un segundo fondo de rescate. (Foto: Reuters)
grecia

El primer ministro griego George Papandreou hizo cambios en su gabinete en medio de una crisis financiera nacional que puede trascender las fronteras del país mediterráneo. 

Evangelos Venizelos fue nombrado como nuevo ministro de Finanzas , en sustitución de Giorgos Papakonstantinou, que se convertirá en el ministro de Medio Ambiente. El nuevo gabinete griego tomó juramento la tarde de este viernes durante una ceremonia televisada.

Venizelos, ex ministro de Defensa, aseguró que la prioridad de Grecia es “la viabilidad y sostenibilidad de la deuda pública” y agregó que no hay desacuerdos sobre eso.

"Nuestra prioridad es la viabilidad y sostenibilidad de la deuda pública", dijo. "No hay desacuerdo sobre esta cuestión, dijo en un mensaje al país. Con la ayuda del pueblo griego, "estoy seguro de que tendrá éxito", aseguró el ministro. 

George Papandreou enfrenta la oposición de su partido sobre las medidas de austeridad, que tienen como objetivo reducir el déficit público y asegurar un segundo paquete de rescate de instituciones como el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea.

Existe el temor de que los esfuerzos para reestructurar la deuda de Grecia pueda causar estragos en el sector bancario de Europa, lo que provocó pánico de los inversionistas, algo similar a los problemas que causó en 2008 el colapso del banco de inversión Lehman Brothers.

Publicidad

“Con la nueva composición del gobierno estamos haciendo un nuevo inicio”, dijo Papandreou al Parlamento. “Enfrentamos la más grande amenaza que nuestro país ha conocido en las últimas décadas”.

La crisis hace temer por la moneda europea, el euro. Si naciones como Grecia, Portugal e Irlanda dejan de pagar sus deudas, podrían perjudicar a la economía mundial.

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso, expresó su confianza en que la reestructuración del gobierno ayude a Grecia a avanzar.

“Llamo a todas las fuerzas políticas a poner toda su energía en garantizar un amplio apoyo político para la reforma económica que Grecia necesita, una reforma en beneficio del pueblo y por el beneficio de Grecia”, aseguró Barroso.

En Berlín, los líderes de Alemania y Francia se reunieron para hallar acuerdos sobre el futuro dinero para que Grecia evite el incumplimiento de pegos. Las naciones europeas están divididas sobre el tema de proporcionar más ayuda a Grecia.

“Queremos enfatizar una vez más lo que hemos dicho una y otra vez, que el euro es nuestra moneda común”, aseguró el viernes la canciller alemana, Angela Merkel.

“Europa y el euro están más cercanamente conectados entre sí”, explicó Merkel en una conferencia de prensa con el presidente francés Nicolás Sarkozy. “Su fuerza económica, la fuerza económica alemana, está conectada a un euro fuerte, y por lo tanto haremos todo para preservar y sostener al euro y su estabilidad juntos y para recuperarnos de las dificultades que estamos teniendo”.

El presidente Sarkozy aseguró que cualquier solución que involucre al sector privado debe ser voluntaria.

El FMI emitió un comunicado el jueves diciendo que continuará apoyando a Grecia, siempre y cuando se lleven a cabo las reformas de política económica acordadas por el gobierno.

En Washington, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que funcionarios de Estados Unidos están monitoreando muy de cerca la situación de Grecia , pero creen que sus homólogos europeos tienen la capacidad de tratar con él.

"Consideramos que es un viento en contra, si se quiere, en términos de la economía global y por lo tanto de la economía nacional", dijo.

"Hasta ahora, Grecia ha hecho progresos significativos en materia de reformas. Pero es importante que el gobierno griego siga con las medidas fiscales y las reformas que con frecuencia son objeto de debate con la UE y el FMI”.

Muchos observadores políticos se mostraron escépticos de que Papandreou tuviera la autoridad política suficiente para formar un nuevo gobierno.

La popularidad del gobierno ha caído recientemente, y las protestas se tornaron violentas el miércoles, cuando los manifestantes arrojaron bombas de gasolina en el Ministerio de Finanzas. La policía disparó gas lacrimógeno contra los manifestantes.

Publicidad
Publicidad