Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Manuel Zelaya lidera una marcha contra la detención de un ex funcionario

El ex presidente de Honduras encabezó una protesta contra el enjuiciamiento de Enrique Flores, ex ministro durante su gobierno
mar 21 junio 2011 08:15 AM
Manuel Zelaya
Manuel Zelaya Manuel Zelaya

El ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya encabezó este lunes una protesta en Tegucigalpa en la que reafirmó que la detención y enjuiciamiento de Enrique Flores, que fue ministro durante su gobierno, constituye una violación del acuerdo que posibilitó su retorno al país.

Con el caso judicial contra del ex ministro de la presidencia, Enrique Flores "me parece que se está violando el espíritu de este Acuerdo" de Cartagena, declaró Zelaya al término de la protesta, convocada por su Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) en solidaridad con el ex funcionario procesado.

En la movilización, que se desarrolló sin incidentes, participaron unos 300 miembros del FNRP, que coordina Zelaya y que surgió tras su derrocamiento el 28 de junio de 2009.

El grupo de manifestantes llegó hasta la sede del juzgado que sigue la causa por corrupción contra Flores, quien se encuentra bajo arresto domiciliario desde el pasado jueves y a quien se impuso una fianza de 1.4 millones de dólares.

El Acuerdo de Cartagena fue suscrito por Zelaya y el actual presidente de Honduras, Porfirio Lobo, el 22 de mayo pasado en la ciudad colombiana del mismo nombre, con la mediación de los gobiernos de Venezuela y Colombia, y permitió el regreso a Honduras del ex mandatario, tras 16 meses de exilio, así como de algunos de sus aliados y ex funcionarios, entre ellos Flores.

El documento "se llama Acuerdo para la Reconciliación, (pero) cómo puede haber reconciliación si se está persiguiendo a la oposición, si un sector de los que firmó está siendo perseguido y el otro (los que le derrocaron su gobierno hace dos años) está siendo protegido", volvió a denunciar Zelaya ante los periodistas.

Publicidad

Este lunes estaba prevista una tercera audiencia, de cuatro, en el caso de Flores, pero fue pospuesta debido a una recusación presentada por su defensa contra la juez.

Al ex ministro se le acusa de mal manejo de 30 millones de lempiras (1.58 millones de dólares) del Fondo Hondureño de Inversión Social y de haber desviado fondos del Estado para una campaña de publicidad a favor de una consulta popular que promovía Zelaya.

El ex mandatario dijo este lunes que a Flores se le ha sancionado aún cuando se presentó voluntariamente y que espera que en su caso "haya justicia".

El FNRP convocó para este lunes movilizaciones en todo el país en solidaridad con el ex ministro, quien considera que en su caso la justicia ha incurrido en "sicariato judicial" al dictarle arresto domiciliario e imponerle una fianza millonaria.

El gobierno de Lobo rechazó el jueves pasado que haya violado el Acuerdo de Cartagena, como ya había denunciado Zelaya a raíz de la detención de Flores, y exhortó a la comisión de seguimiento del convenio que así lo verifique.

La vicepresidenta, María Antonieta Guillén, dijo entonces que el ex ministro se presentó ante los tribunales de forma "voluntaria", y que la decisión de un juzgado de arrestarlo "es competencia directa de un poder del Estado (el Judicial) que tiene total independencia en el accionar del Poder Ejecutivo".

Además del retorno de Zelaya a Honduras, el Acuerdo de Cartagena allanó el regreso del país centroamericano a la Organización de Estados Americanos (OEA), de la que había sido suspendida tras el golpe de Estado de junio de 2009.

El ex presidente fue depuesto cuando impulsaba una consulta popular para reformar la Constitución, pese a que se lo impedía la ley.

Publicidad
Publicidad