Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La niña pakistaní raptada para cometer un atentado suicida vuelve a casa

Los captores de Suhana, de nueve años, pretendían que hiciera estallar un chaleco con bombas en un punto fronterizo
mar 21 junio 2011 10:51 AM
niña pakistani raptada
pakistan-niña niña pakistani raptada

La niña de nueve años que asegura que fue raptada por militantes en Pakistán para cometer un atentado suicida se reunió con sus padres este martes, informó la policía.

La menor, de nombre Suhana, contó que fue raptada el domingo por dos hombres armados y una mujer que vestía burka. La policía no dio a conocer su apellido.

Suhana iba a la escuela cuando la capturaron y drogaron, aseguró durante una rueda de prensa transmitida por GEO TV, afiliada de CNN.

Los captores llevaron a la niña al punto de revisión de Darra Islam, en el distrito de Dir, y "le dijeron que detonara el chaleco suicida que le habían puesto", contó un oficial de policía distrital, Saleem Marwat a CNN.

"En lugar de detonar el chaleco, después de bajarse del carro, la niña comenzó a gritar y correr hacia los soldados estacionados en un puesto fronterizo”, continuó el funcionario.

La arrestaron, le quitaron el chaleco y la pusieron bajo custodia, añadió.

Publicidad

El Talibán paquistaní ha usado niños para cometer atentados suicidas antes, aunque los casos son pocos.

Funcionarios estadounidenses y pakistaníes aseguraron en 2009 que un líder del Talibán en Pakistán estaba comprando y vendiendo niños para cometer atentados suicidas. El Ejército de Pakistán mostró un video que mostraba cómo entrenaba a los niños para los ataques.

El líder talibán Baitullah Mehsud vendió a los menores del video por un costo de entre 6,000 y 12,000 dólares, según el Ejército pakistaní. Meshud murió en un ataque estadounidense en agosto de 2009.

En abril, un joven llamado Umar Fidai aseguró que gente de su edad estaba siendo entrenada en la región tribal del país.

Fidai fue arrestado tras el atentado suicida en un templo sufí que mató a 41 personas e hirió a más de 100 en abril pasado en Dera Ghazi Khan, en la provincia de Punjab.

En entrevistas televisivas contó que había recibido lecciones para usar pistolas, granadas y chalecos suicidas durante seis meses. Aseguró que un líder talibán llamado Mullah Sangeen estaba a cargo del campo de entrenamiento.

Publicidad
Publicidad