Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El presidente de Yemen regresa esta semana de Arabia Saudita: funcionario

Ali Abdullah Saleh regresará a casa el viernes, según uno de sus asesorres, pero la oposición considera que sólo se trata de un rumor
jue 23 junio 2011 06:58 AM
Yemen - presidente - Ali Abdullah Saleh
Yemen - presidente - Ali Abdullah Saleh Yemen - presidente - Ali Abdullah Saleh

El presidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh, quien está siendo atendido en Arabia Saudita tras un ataque a su residencia , regresara a Yemen este viernes, según informó a CNN su asesor, Ahmed Al-Soufi.

El partido dominante en el Congreso General del Pueblo (GPC por sus siglas en inglés), señaló que el presidente será recibido con celebraciones, aunque manifestantes antigubernamentales en todo el país no verán su retorno con buenos ojos.

Desde el martes por la noche, fuerzas de seguridad de yemeníes y tribus prorrevolucionarias se han estado enfrentando intermitentemente en la ciudad de Taiz, según afirman testigos.

Los enfrentamientos se han llevado a cabo en las zonas de Al-Hoban y Kalabah, aproximadamente a un kilómetro al oeste de la Plaza de la Libertad. Habitantes de la zona han reportado disparos.

Taiz es uno de los epicentros del movimiento antigubernamental de Yemen. Los manifestantes exigen que Saleh renuncie y hubo celebraciones en las calles cuando se fue para ser atendido en Arabia Saudita .

“El regreso de Saleh a Yemen no es sorpresivo; siempre dijimos que estaba viajando por tratamiento médico y como cualquier otro presidente en el mundo, se espera que regrese a su país y continúe con su papel de liderazgo”, comentó Yasser Al-Yamani, asistente de Saleh.

Publicidad

Al-Soufi dijo que los doctores le han dado luz verde a Saleh para regresar a casa.

“Cuando vuelva, gobernará como antes y el país continuará bajo su control. Saleh regresará fuerte y la voluntad de la gente prevalecerá sobre cualquier otra voluntad”, agregó. Saleh gobernará hasta que su período termine en el 2013.

Los líderes de la oposición calificaron la noticia del regreso de Saleh como un rumor.

“Los del partido oficial son mentirosos expertos y por eso no tomamos sus comentarios con seriedad”, dijo Hasan Zaid, miembro del partido de oposición Hag.

Khaled Al-Anesi, prominente activista a favor de los derechos de los yemeníes y líder del movimiento revolucionario de la juventud, afirmó que “la juventud está ahora coordinándose con los poderes políticos de Yemen para prepararse para la era post Saleh” y destacó que es “imposible que Saleh regrese”.

“Los jóvenes cuentan con el respaldo de la comunidad internacional y la era de Saleh ha llegado a su fin”, agregó. “Los yemeníes no permitirán que Saleh regrese a Yemen y si él es lo suficientemente inteligente para saber que no es bienvenido y que el pueblo ha decidido vivir sin él”.

Wassem Al-Qirshi, representante del más grande de los grupos del comité organizador revolucionario de la juventud, dijo que “la juventud quiere coordinar y crear un consejo para la transición pero estamos  tratando de involucrar a todas las fracciones políticas en el proceso, excepto al partido oficial”.

En Washington, la vocera del Departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo el  martes que desconocía los reportes que afirman que Saleh planea regresar a Yemen el viernes. Aunque agregó: “Se quede en Arabia Saudita o regrese, nuestra petición es la misma: él debe firmar el acuerdo del Consejo de Cooperación del Golfo y debemos avanzar hacia un Yemen más democrático y progresista”.

Saleh habló del acuerdo con el plan presentado por el CCG, un grupo de seis Estados del Golfo Pérsico, para su partida gradual, pero se negó a firmarlo.

La fuerzas gubernamentales han estado en conflicto con el ala de Al-Qaeda en Yemen, y las autoridades temen que el grupo –llamado Al-Qaeda en la Península Arábiga– esté aprovechando la inestabilidad política . Tiene una fuerte presencia en el sur de Yemen.

Mucha gente ha huido de sus hogares por la violencia. Cerca de 45,000 personas del sur de Yemen han sido desplazadas, particularmente las provincias de Aden, Lahj y Abyan, según estimaciones de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

Publicidad
Publicidad