Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Gadhafi no será parte de las negociaciones de paz de Libia: Unión Africana

El comité especial para una salida de paz en Libia señala que la resolución de la ONU no autoriza un asesinato político o cambio de régimen
dom 26 junio 2011 12:22 PM
AFP
negociaciones-africa-AFP AFP

El líder libio Moammar Gadhafi no será parte del próximo intento de la Unión Africana (UA) de crear un tratado de paz en la nación en medio de una guerra, dijo la organización en una declaración el domingo.

"El comité de alto nivel ad hoc de la UA (acepta) que el coronel Gadhafi no sea parte del proceso de negociación", expuso Ramtane Lamamra, el comisionado para paz y seguridad de la Unión Africana, a reporteros.

Era incierto quién representaría al gobierno libio en las negociaciones, o si las negociaciones ocurrirían. No se les permitió hacer preguntas a los periodistas en la conferencia de prensa luego de la reunión del comité especial de Libia de la Unión Africana. 

Publicidad

Miembros del comité se han reunido con Gadhafi y líderes de la oposición durante los últimos tres meses: un intento de llegar a un acuerdo de paz, entre rebeldes y Gadhafi, liderado por la Unión Africana, falló en abril.

El presidente sudafricano, Jacob Zuma, le dijo al comité el domingo que el bombardeo continuo de la OTAN y sus aliados es una "preocupación", ya que la intención era proteger a los libios de acuerdo con la resolución de la ONU que autorizó el uso de la fuerza en la nación del norte de África.

"La intención no era la de autorizar una campaña para cambiar de régimen o un asesinato político", dijo. 

El comité, establecido en marzo, fue convocado en Pretoria, Sudáfrica, para discutir las vías para poner fin a los meses de peleas que ha atrapado a la nación y ha dejado a decenas de cientos de muertos. Incluye a representantes de Mauritania, la República Democrática del Congo, Mali, Uganda y Sudáfrica.

Gadhafi apoya fuertemente a la Unión Africana y les ha brindado grandes cantidades de dinero. Libia también tiene un lugar entre los 15 miembros del Consejo de Paz y Seguridad, la cual dirige Lamamra. 

Como tal los líderes de la oposición hicieron saber sus dudas que cualquier mediación involucrando al grupo multinacional terminaría el conflicto de tal forma que satisfaría sus metas, que incluye la abdicación de Gadhafi.

En el acuerdo propuesto en abril, la Unión Africana señalaba que Gadhafi estaba a favor en principio de detener todas las hostilidades y dejar que las fuerzas extranjeras mantuvieran la paz.

Pero los rebeldes rechazaron la propuesta sin garantía; dijeron que el acuerdo no mencionaba si Gadhafi renunciaría o proveía alguna solución por la violencia en contra de los libios. 

Antes de la junta del domingo, activistas de derechos humanos le urgieron a la Unión Africana que priorizara la cuestión de los civiles atrapados en los conflictos armados, incluyendo a Libia.

La reunión sucedió luego de los reclamos de un día antes por el gobierno libio, que expresó que aviones de guerra de la OTAN bombardearon una panadería y un restaurante en una ciudad clave de refinería de petróleo al este de Trípoli, una acusación que la alianza niega.

Tanto Human Rights Watch como Amnistía Internacional culpan al régimen de Gadhafi de violaciones a los derechos humanos, incluyendo disparos indiscriminados a civiles, el uso de bombas de racimo que son prohibidas internacionalmente y la tortura y ejecución de los combatientes capturados. 

El domingo, un barco del Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC por sus siglas en inglés) arribó a Trípoli desde el fuerte rebelde de Bengasi con cerca de 100 personas abordo. Fue la segunda vez en la semana en que ICRC ha reunido a amigos y familias entre la ciudad del este controlada por la oposición y la ciudad del oeste controlada por el régimen. 

La OTAN inició el bombardeo en contra de objetivos militares en marzo después de que el Consejo de Seguridad de la ONU emitió una resolución para autorizar cualquier medio necesario, excepto la invasión terrestre, para proteger a civiles. 

Libia acusó a la OTAN este sábado de matar a civiles en ataques aéreos, pero los aliados respondieron que atacaron centros de mando y control. Según la coalición, "no había indicación de muertes de civiles en relación a los ataques". 

Las fuerzas de Gadhafi ocupan edificios en un área abandona de Al-Brega desde donde atacan a civiles, acusó la OTAN en un comunicado. La alianza vigiló los edificios y dijo que determinó que eran blancos militares claros. 

"Esto sigue mostrando las tácticas reprensibles de Gadhafi de colocar bienes y operaciones militares en el corazón de vecindarios civiles", dijo el teniente coronel Charles Bouchard, comandante de la OTAN para la campaña en Libia. 

"Hemos vigilado meticulosamente estos complejos por un periodo significativo y era momento de deshacernos de esta amenaza", dijo. 

Al-Brega es una ciudad clave en refinería de petróleo, a unos 805 kilómetros al este de Trípoli, que ha sido el escenario de una dura pelea entre las fuerzas pro Gadhafi y combatientes rebeldes. 

Abdul Hafiz Ghoga, un vocero y vicerrector del Consejo de Transición Nacional de la oposición, dijo que Gadhafi tiene mucha culpa por las muertes de civiles, ya que el líder libio guarda armas cerca de donde vive la gente.

También el sábado, la televisora estatal libia dijo que los ataques de la OTAN llegaron a Gharyan, una ciudad en el oeste. El reporte citó a una fuente militar anónima quien dijo que un número de personas murió y fue herida en el ataque. CNN no puede confirmar independientemente esto.

Nkepile Mabuse, Raja Razek, Yousuf Basil e Ingrid Formanek de CNN, así como el periodista David Adams contribuyeron con este reporte

Publicidad
Publicidad