Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tras decapitación, Indonesia deja de enviar trabajadoras a Arabia Saudita

El reino saudita decapitó a una trabajadora indonesia sin avisar a su gobierno; 23 indonesios más están en "el corredor de la muerte"
lun 27 junio 2011 10:11 AM
Indonesia - trabajadoras domésticas
Indonesia - trabajadoras domésticas Indonesia - trabajadoras domésticas

Indonesia informó que impondrá una moratoria en el envío de trabajadores a Arabia Saudita, efectiva para el 1 de agosto. La decisión viene después de que el reino del Golfo decapitara a una trabajadora indonesia sin informarle previamente a su gobierno.

“El gobierno ha decidido imponer una moratoria en la colocación de trabajadores informales inmigrantes indonesios en Arabia Saudita, efectiva para el 1 de agosto de 2011, hasta que se firme un acuerdo entre Indonesia y Arabia sobre la protección de trabajadores inmigrantes y que se cree un grupo de trabajo bilateral”, declaró el Ministerio de Fuerza de Trabajo y Transmigración a través de su página de Internet.

El escándalo público se desató tras la decapitación de Ruyati binti Satubi –una trabajadora inmigrante de 54 años de edad- el 16 de junio. Indonesia afirma que estaba en proceso de solicitud de clemencia.

Un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Michel Tene, comentó el miércoles a CNN que Arabia Saudita se había disculpado por no informar a Indonesia previamente a la ejecución.

Indonesia presentó una protesta diplomática contra Arabia Saudita y convocó a su embajador en Yakarta para que aclarara la situación. También convocó al embajador de Indonesia en Arabia Saudita.

Autoridades lucharon el martes para salvar a otra trabajadora indonesia inmigrante de ser ejecutado en Arabia Saudita.

Publicidad

A través de Ministerio de Relaciones Exteriores, pagó cerca de 525,000 dólares como compensación a la familia de un hombre saudita a quien la trabajadora comentó que mató en defensa propia. Ella dijo que el patrón intentó violarla. La familia aceptó perdonar su vida a cambio del dinero, informó Abdul Wahid Maktub, un asesor del ministerio indonesio.

Previo al anuncio de la moratoria, el director ejecutivo de Asistencia a Migrantes, Anisa Hidaya, dijo que representaría un “momento para mejorar” y enfatizar una “firme postura de Indonesia frente a Arabia Saudita”.

Otros 23 indonesios están en el corredor de la muerte en el reino árabe y se estima que 345 han sido condenados en Malasia.

“Es importante que Indonesia mande un mensaje fuerte a Arabia Saudita”, comentó a CNN Nisha Varia, investigadora de los derechos de las mujeres de la organización Human Rights Watch. “No es aceptable que Arabia Saudita ejecute a uno de sus paisanos sin informarles”.

Sin embargo, Varia dijo que este incidente no es sorpresivo, dado el trato que Arabia Saudita le da a los trabajadores extranjeros. Asimismo, destaca que Indonesia necesita proteger mejor a sus ciudadanos que buscan empleo en el extranjero”.

Se ha generado enojo en los últimos años por las acusaciones de abusos a trabajadores indonesios por parte de sus empleadores, particularmente contra trabajadores domésticos. Activistas demandan que el gobierno indonesio revise sus políticas y regulaciones sobre el reclutamiento y utilización de trabajadores inmigrantes.

Sin embargo, la moratoria no evitará que los indonesios entren ilegalmente a estos países y puede exponerlos a más riesgos, señaló Varia. Indonesia se beneficiaría trabajando con países como Filipinas, cuyo gobierno envía representantes al extranjero para exigir mejores condiciones laborales para sus trabajadores.

De los 4.3 millones de indonesios documentados que trabajan en el extranjero, cerca de 1.2 millones están en Arabia Saudita y otros 1.2 millones en Malasia. Un estimado de 3 millones son indocumentados, según la agencia de Colocación y Protección para los Trabajadores en el Extranjero.

Indonesia ya había iniciado negociaciones con Arabia Saudita en un Acuerdo de Entendimiento que estipularía mayor protección y condiciones laborales para sus trabajadores, afirmó Maktub. La moratoria puede acelerar la firma del acuerdo, el cual se esperaba para finales de año.

“Hay grandes reformas internas y la demanda de trabajadores indonesios en Arabia Saudita es muy grande”, dijo Maktub. Los acuerdos con otros países receptores de trabajadores también serán revisados, agregó. Tras una suspensión de dos años, Indonesia acaba de firmar un Acuerdo de Entendimiento con Malasia y volvió a enviarle trabajadores.

El impacto que tendrá la moratoria en Indonesia y los millones de indonesios que buscan empleos mejor pagados en el extranjero no está del todo claro. Según el Banco Mundial, las remesas de los inmigrantes que envían al país excedió los 7,000 millones de dólares el año pasado.

Publicidad
Publicidad