Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El clima seco y el viento dificultan el combate a los incendios en Texas

Vientos fuertes y clima seco impiden que se controlen por completo los incendios forestales que han arrasado con varios condados en Texas
mar 19 abril 2011 04:15 PM
Incendio forestal
Texas-incendio-forestal Incendio forestal

Llamas enormes, columnas de humo y daños a casas se registran este martes en el área del lago Possum Kingdom, entre Graham y Graford, en el norte de Texas, luego de que uno de los incendios forestales que afectan al estado se doblara en tamaño.

El fuego, localizado a menos de 110 kilómetros del área metropolitana de Dallas – Fort Worth, afectó a áreas residenciales alrededor del lago este lunes por la noche, destruyendo y dañando un número indeterminado de viviendas en cuatro o cinco vecindarios, dijo Marq Webb, vocero del Servicio Forestal de Texas.

Imágenes aéreas transmitidas este martes por la televisora local WFAA mostró a algunas casas en la orilla del lago quemadas hasta sus cimientos. Sin embargo, varias viviendas parecían haber escapado de las llamas, algunas de ellas al lado de las casas que fueron destruidas.

Otro video filmado cerca por la televisora KTVT mostró intensas llamas y humo. Helicópteros y aviones C-130 de la Guardia Nacional rociaron el área con agua y retardante de fuego.

Más de 600 casas se encuentran amenazadas por el fuego, que cubre un área de más de 59 mil hectáreas en los condados de Stephens, Palo Pinto y Young, dijo el Servicio Forestal.

El incendio creció desde un estimado de 25 mil hectáreas la noche anterior, dijo Webb.

Publicidad

Gruesas columnas de humo causaron problemas de visibilidad en algunas áreas, reportó la Autoridad del Rio Brazos, por lo que todos los caminos que conducen al área fueron cerrados.

El pueblo de Strawn fue evacuado y el fuego se acercó a menos de 3 kilómetros de Graham, donde la residente Bailey Barnett ya había dejado su casa luego de que comenzara a llover ceniza.

El área permanece bajo amenaza, pero Barnett,  quien se encuentra embarazada de su primer hijo, tiene otra razón para preocuparse: Su esposo, dijo, es un voluntario trabajando en los incendios con el Departamento de Bomberos de Graham.

“Ha sido muy, muy estresante”, dijo Barnett el martes. “Creo que mucha gente no se ha dado cuenta de lo mala que se encuentra la situación”.

El Servicio Forestal reporto 10 nuevos incendios forestales desde el lunes, cubriendo 176 hectáreas. Equipos de bomberos también obtuvieron algo de éxito conteniendo los incendios, afirmó la vocera del Servicio Forestal de Texas, Nicole Hawk.

Un incendio de 60 mil hectáreas al norte de San Angelo todavía arde, pero los bomberos han construido buenas líneas de control durante la noche, dijo Hawk.

A pesar de esto, funcionarios ordenaron nuevas evacuaciones durante el martes, incluyendo un área cerca de  Goodyear Proving Grounds cerca de la carretera interestatal 277.

Los equipos también controlaron incendios cerca del observatorio McDonald en Fort Davis, logrando preservar el complejo, que incluye un telescopio, de un incendio cercano que abarca 80 mil hectáreas.

Los equipos aéreos para controlar los incendios no serían suficientes para controlar el fuego. Condiciones sin precedentes en Texas, con vientos fuertes y temperaturas que recuerdan a fines de verano, han provocado decenas de incendios forestales por todo el estado.

“Experimentamos condiciones nunca vistas en Texas,” afirmó Webb, del Servicio Forestal de Texas, donde más de 1,400 personas combaten los incendios.

Publicidad
Publicidad