Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Obama califica de "inapropiado" el programa 'Rápido y Furioso'

Se deberán tomar las "medidas adecuadas" cuando la investigación sobre el caso concluya, afirmó el presidente estadounidense
mié 29 junio 2011 12:39 PM
REU
Obama-Conferencia-REU REU

El presidente estadounidense Barack Obama calificó este miércoles de inapropiado el programa Rápido y Furioso en el cual la Oficina para Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) permitió la exportación ilegal de armas las cuales terminaron en manos de cárteles de la droga mexicanos.

Al preguntársele si el director en funciones de la agencia debería renunciar, Obama afirmó que se debe tomar la “acción apropiada” una vez que la investigación sobre el programa esté completa.

El mandatario estadounidense dejó en claro que el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, "con seguridad no hubiese" ordenado el controvertido operativo que ahora afronta una investigación del Congreso, informó la agencia EFE.

Agentes de la ATF comparecieron ante el Congreso sobre el programa, al cual describieron como una “falla colosal de liderazgo” y “una técnica investigativa temeraria”.

Un arma estadounidense vendida en Texas fue utilizada por presuntos delincuentes mexicanos para asesinar al agente de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) Jaime Zapata el 15 de febrero pasado en San Luis Potosí. Un segundo agente de ICE resultó herido.

La operación estadounidense consistía en rastrear las armas una vez ingresadas a México para arrestar a la red completa de traficantes, pero permitir que las armas llegaran a manos equivocadas fue un error de cálculo mortal.

Publicidad

El senador republicano Charles Grassley y otros líderes del Congreso han exigido cuentas a ATF y han solicitado la entrega de documentos relacionados con el operativo, detalla EFE.

Oposición de congresistas a misión en Libia, sólo "política"

Durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Obama tildó de sólo “política” la oposición de congresistas a la participación militar de Estados Unidos en Libia y afirmó que “el lazo se aprieta” en torno a Moammar Gadhafi.

“Gadhafi amenazaba con matar a su gente y como parte de una coalición internacional y bajo un mandato de la ONU fuimos y destruimos las defensas antiaéreas para que la coalición impusiera la zona de exclusión aérea”, afirmó.

Desde finales de marzo, la OTAN dirige una ofensiva contra el régimen de Gadhafi y con frecuencia se registran explosiones en Trípoli, la capital libia, derivadas de los ataques.

El presidente estadounidense afirmó que ha sido franco desde que Estados Unidos se involucró en el conflicto. “Les dije a los estadounidenses que no enviaríamos tropas. Hemos hecho exactamente lo que dijimos que haríamos. No hemos visto una sola baja estadounidense”, afirmó.

Recalcó que la operación es limitada en tiempo y alcance, y reiteró que su administración le consultó al Congreso a través de todo el proceso, pese a las críticas de algunos representantes que afirman que el presidente violó la Ley de Poderes de Guerra.

“La consulta al Congreso fue apropiada. ¿Nuestra nación violó la Ley de Poderes de Guerra? La respuesta es no”, dijo Obama.

Tras afirmar que mientras Gadhafi permanezca en el poder, los libios seguirán en peligro, el mandatario aseguró que “el lazo se aprieta” alrededor del líder de la nación de África.

Además afirmó que la salida del poder de Gadhafi es el único indicativo para afirmar que se cumplió con el objetivo de proteger a los civiles en Libia.

Las declaraciones de Obama ocurren un día después de que una comisión del Senado estadounidense aprobó una medida —presentada por el senador demócrata John Kerry y el senador republicano John McCain— autorizando la participación militar de Estados Unidos en la misión.

La medida enfrenta un futuro incierto en el pleno del Senado, de mayoría republicana.

Más impuestos para ricos

Durante la conferencia, Obama fijó su oposición a que los estadounidenses más acaudalados y las compañías petroleras mantengan sus privilegios fiscales.

El mandatario presionó al Congreso a tomar medidas para dar confianza a las compañías y a los ciudadanos de clase media.

"Hay más medidas que podemos tomar ahora mismo, que ayudarían a las empresas a crear empleos aquí en Estados Unidos", dijo.

Publicidad
Publicidad