Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El fiscal pide investigar a la CIA por la muerte de 2 presos bajo custodia

La indagatoria que inició en 2008 se determinó que no era necesario ampliarla a los casos de otros 99 prisioneros
jue 30 junio 2011 06:39 PM
manifestantes marroquíes piden el cierre de la prisión de Guantánamo
REU. Guantánamo-Protesta manifestantes marroquíes piden el cierre de la prisión de Guantánamo

Un fiscal especial ha recomendado una investigación por la muerte de dos prisioneros que estaban bajo custodia de la Agencia Estatal de Inteligencia (CIA), y canceló interrogatorios por irregularidades en otros 99 casos, anunció este martes el Departamento de Justicia.

"He aceptado su recomendación de llevar a cabo una investigación criminal sobre la muerte de dos personas", dijo el fiscal general Eric Holder, en una declaración emitida el jueves por la tarde.

"Las investigaciones están en curso. El departamento ha determinado que una investigación criminal ampliada sobre estos temas no es requerida”, dijo.

El fiscal especial, John Durham, examinó el trato que se dio a 101 prisioneros que estaban bajo custodia de los Estados Unidos, no todos estaban bajo el cuidado de la CIA. En un mensaje a los empleados, el saliente jefe de la CIA, Leon Panetta, dijo que la agencia "cooperará plenamente" en el resto de los casos, pero dijo que la agencia ya ha sido examinada por fiscales que finalmente decidieron no presentar cargos.

No hubo indicios inmediatos sobre prisioneros que hubieran muerto y que también fueran objeto de investigación.

El fiscal Durham comenzó su indagatoria en 2008, originalmente con la finalidad de estudiar la destrucción de cintas de video con los interrogatorios hechos por la CIA a los principales prisioneros de Al-Qaeda. La investigación se amplió en 2009 cuando Durham examinó si durante los cuestionamientos se violaron leyes de Estados Unidos contra la tortura.

Publicidad

Los interrogatorios se llevaron a cabo bajo las reglas relajadas del gobierno de George W. Bush, que autorizaba lo que se llamó “técnicas de interrogatorio mejoradas”, implementadas después de los atentados terroristas de 2001.

Los críticos han argumentado que esas técnicas, incluida la del ahogamiento simulado, aplicadas al menos a tres presos de alto nivel, cruzaron la línea de lo que es tortura.

El presidente republicano del Comité de Inteligencia, Mike Rogers de Michigan, dijo que los hallazgos de Durham reivindicaban las acciones de los agentes que participaron en los interrogatorios.

"Espero que esta decisión le permitirá a nuestros profesionales de inteligencia seguir adelante con su trabajo crítico, libres de los efectos de estar sometidos a una investigación, y sabiendo que cuentan con la confianza plena del pueblo estadounidense", dijo Rogers en un comunicado.

"Del mismo modo, espero que la investigación penal anunciada hoy permita continuar con el principio reafirmado por el fiscal general, de que no vamos a enjuiciar a las personas que actuaron de buena fe y en el ámbito del asesoramiento jurídico."

Publicidad
Publicidad