Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los hispanos presionan por mayor influencia política en EU

Según los resultados del Censo, 12 millones de hispanos pueden votar en las elecciones del próximo año en Estados Unidos
mar 05 julio 2011 08:28 AM
EU - republicano - Brian Sandoval
EU - republicano - Brian Sandoval EU - republicano - Brian Sandoval

Armados con los recientes resultados del censo , los latinos del país están mostrando su músculo político.

Desde legislaturas estatales hasta el Congreso, el voto hispano está obteniendo voz.

Según la encuesta realizada por la National Association of Latino Elected Officials publicada la semana pasada, se espera que 12 millones de hispanos voten en las elecciones del próximo año.

Lo anterior se presenta luego de que las cifras del censo poblacional revelaran que los hispanos componen el 16.3% de la población estadounidense y son actualmente el grupo minoritario más grande del país.

Nevada es un estado donde su poder político va a la alza y ya consiguió una curul adicional en el Congreso.

“Puedes ir en cualquier dirección de la Eastern Avenue y la gran mayoría de las tiendas que ves son propiedad de latinos”, dijo el consultor político Andrés Ramírez, quien fue entrevistado en frente de la tienda de abarrotes Cárdenas en el norte de las Vegas.

Publicidad

La tienda da servicio a la creciente población hispana en la zona y está en el centro de lo que podría convertirse el nuevo distrito legislativo de Nevada. El estado está incrementando sus legisladores de tres a cuatro para el próximo año.

Ramírez ha estado ocupado movilizando a latinos. La población de Nevada fue la que más creció en los Estados Unidos, cerca de 35% en la última década. De sus 2.7 millones de habitantes, más de un cuarto son latinos.

Antes de la caída de los bienes raíces de las Vegas, fueron atraídos al Estado de la Plata por un gran crecimiento de la industria de construcción y de servicios, además de varias oportunidades de negocio.

La Asamblea Sí Se Puede de los demócratas del condado de Clark busca extender la influencia política de los latinos.  u presidenta, Vicenta Montoya, tiene todo mapeado, al menos de la forma en que los demócratas ven las cosas. Su asamblea no quiere un distrito con mayoría hispana.

“Reconocemos que definitivamente podríamos tener influencia en dos distritos, probablemente en tres. Por lo que no queremos minimizar ese poder”, afirma Montoya. Cuestionada sobre si esa posición podría disminuir sus probabilidades de que un latino gane un asiento en la Cámara, Montoya no se inmuta.

Los demócratas controlan la Legislatura de Nevada, pero su gobernador, Brian Sandoval, es republicano. El estado no se puso de acuerdo sobre cómo redistribuir los espacios del Congreso para agregar al nuevo distrito, como lo requiere el censo. Ahora es tarea de las cortes de Nevada determinar quién es colocado en qué distrito.

La senadora de Nevada Barbara Cegavske, una republicana de la región de Las Vegas, jugó un papel importante para delinear los mapas republicanos, los cuales nunca recibieron la aprobación legislativa.

“Sabiendo lo que representa la población latina –26%- y apegados al Acta de Derechos de Votación, en el sentido de que debes darle una oportunidad a esa población minoritaria… Es exactamente lo que hicimos”.

La sección 2 del Acta de Derechos de Votación, de 1965, insta a la creación de distritos, cuando sea posible, para que un grupo minoritario obtenga representación política.

Pero los demócratas de Nevada rechazan la idea de concentrar a los hispanos en un distrito. Lo anterior disminuiría sus posibilidades de sacar a Joe Heck, un republicano en su primer período del Tercer Distrito del Congreso de Nevada, el cual incluye partes de Las Vegas y el norte de Las Vegas.

“Lo que hace es tomar a todos los José, María, Juan y los pone en un distrito”, dijo Montoya. “Y el distrito de Joe Heck, el cual está en disputa, se convierte en un distrito muy blanco, un distrito muy republicano”.

Ambas partidos afirman tener candidatos latinos a la espera, sin importar cómo se defina el distrito adicional.

La batalla por los latinos y los nuevos mapas políticos también se está viviendo en Texas, el cual está ganando cuatro nuevas curules. Más del 37 % de los texanos son latinos.

Y aunque tienden a inclinarse a favor de los demócratas, sus preferencias están lejos de estar definidas hacia un bando.

Mark Brade, un abogado republicano de Washington que asesora al partido sobre temas de redistribución de distritos, afirma que está optimista. Considera que el Partido Republicano puede establecer puentes con grupos inmigrantes hispanos.

“Los centroamericanos, creo, tienden a ser más conservadores socialmente: católicos tradicionalistas, grandes familias, algunos dirían que más emprendedores y pienso que han sido y probablemente sigan siendo más republicanos”. 

El presidente George W. Bush obtuvo el 40 % del voto hispano en su campaña de reelección del 2004. Pero en el 2008, el 67 % del voto latino fue a favor de Obama. Sin embargo, la consultora demócrata y colaboradora de CNN, María Cardona, advierte al presidente que no puede dar por sentado ese voto para el próximo año.

“Por ejemplo, muchos latinos expresan su frustración de que este presidente no ha podido cumplir su promesa de una reforma migratoria sensible. Pero creo que el peligro para los demócratas no es que los latinos salgan a votar por los republicanos, sino que se queden en sus casas”, dijo Cardona.

Hay más de 50 millones de hispanos en Estados Unidos y el censo demuestra que su constante flujo e índice de natalidad doméstica representa más de la mitad de todo el crecimiento del país en la última década. Es una nueva realidad que todos los políticos tendrán que manejar en la temporada electoral.

Publicidad
Publicidad