Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Migrantes africanos envían miles de millones de dólares en remesas

Cientos de migrantes africanos trabajan en el extranjero para enviar dinero a sus familias, a pesar del costo elevado de los envíos
mar 05 julio 2011 08:00 AM
Zimbabua - remesas - Ebsalom Matapo
Zimbabua - remesas - Ebsalom Matapo Zimbabua - remesas - Ebsalom Matapo

Puede que hayan salido de sus países para ganarse la vida en el extranjero pero para millones de africanos, sus sueldos representan el sustento de sus familias que se quedaron.

Uno de estos migrantes es el zimbabuense Ebsalom Matapo. Actualmente reside en Bradford, Inglaterra, y se dedica a rehabilitar a drogadictos y ex agresores. Matapo envía un cuarto del salario que tanto le costó ganar a sus familiares en Zimbabue.

“Yo me encargo de mis padres”, dijo Ebsalom. “Tengo una familia que cuidar y enviar dinero es parte de nuestras vidas. Te puedo decir cuál es la tasa de cambio hoy, en dólares y libras. Me lo sé de memoria porque siempre lo hacemos, por lo que enviamos mucho dinero”.

La familia de Matapo vive en la zona rural de Mashonaland, Zimbabue, y sobreviven con un pozo y lo que cosechan. Para ellos, los recursos provenientes del extranjero son vitales.

“Aunque sólo pudiera enviar 100 dólares sobreviviríamos”, comentó Freddie Matapo, padre de Ebsalom.

Según el Banco Mundial, las remesas enviadas a África se cuadruplicaron entre 1990 y 2010. Son la fuente más grande de capital extranjero del continente sólo detrás de la inversión extranjera directa.

Publicidad

El economista más destacado del Banco Mundial, Dilip Ratha, dijo que 30 millones de migrantes envían 4,000 millones de dólares al año, según las estadísticas oficiales. "Aunque la cantidad real de remesas es significativamente mayor”, agregó, destacando que una gran proporción de los recursos son enviados a través de canales no oficiales.

Las remesas enviadas por la diáspora africana brindan un impulso muy necesario para millones de personas en todo el continente y reducen la pobreza, según afirma el Banco Mundial.

Tradicionalmente, estos recursos pueden resultar en mayores inversiones en compra de tierras y construcción de vivienda, así como brindar apoyo adicional para comenzar negocios y mejorar la educación.

En ocasiones, las remesas han apuntalado la economía de Zimbabue, brindando un ingreso adicional en un país que ha sido azotado por crisis económicas y políticas, y que ha habido un disparo en los índices de desempleo hasta casi de un 90 % en los años recientes.

Freddie dijo que las únicas veces que sale de su casa en Mashonaland es para ir a la capital de Zimbabue, Harare, a recibir las remesas que envía Ebsalom a través de una entidad de transferencia internacional de recursos.

El costo de enviar dinero a países africanos continúa siendo muy elevado. Algunos intermediarios cobran tarifas de hasta 25 %, representando una carga adicional a los migrantes y a aquellos que reciben las remesas.

Sin embargo, para muchos africanos en el extranjero como Ebsalom, no hay otra opción que pagar altas tarifas para mantener y ayudar con la educación de su familia.

“Aunque sentimos la presión, estamos felices de poder ayudarlos a sobrevivir”, dijo Ebsalom.

Y cuando el dinero llega a las comunidades africanas, es tiempo para darse un lujo adicional.

“Compramos azúcar, carne, harina”, dijo Freddie, quien está agradecido con el apoyo de su hijo. “Le ruego a  Dios que lo mantenga por mucho tiempo. Estoy muy agradecido por lo que hace por mí, por todos nosotros. Mi esposa y yo le damos gracias a Dios”.

Publicidad
Publicidad