Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un secuestrador mantuvo a 30 niños y 4 profesores en guardería malasia

Un hombre armado con un machete y un martillo amenazó con matar a los niños de la guardería
jue 07 julio 2011 07:46 AM
malasia-secuestro
malasia-secuestro malasia-secuestro

La Policía de Malasia liberó este jueves a 30 niños y cuatro profesores y capturó al secuestrador que les mantenía como rehenes en una guardería del sur del país.

Fuentes policiales indicaron a los medios malasios que todos los rehenes están a salvo y fueron trasladados a un hospital para ser examinados por los médicos.

Según el diario malasio The Star, el secuestrador resultó herido, dato que no han confirmado ni desmentido las autoridades.

El secuestró comenzó cuando un malasio armado con un machete y un martillo entró en el inmueble y retuvo a 30 niños y cuatro profesores. En las primeras negociaciones con la Policía amenazó con matar a los pequeños si no le entregaban un arma de fuego.

La Policía después dejó que hablara con el psiquiatra Lau Keen Lee, a quién pidió comida porque tenía hambre.

En el exterior, los agentes del orden acordonaron la zona y alejaron a curiosos y periodistas, efectivos de la brigada especial estaban apostados fuera, además de dos ambulancias.

Publicidad

La operación de la policía comenzó a las 15:45 hora local (07:57 GMT), casi seis horas después del comienzo del secuestro, con el lanzamiento de botes de humo en el interior del edificio en el distrito de Abong, en la ciudad de Muar.

Medios malasios informaron que en esos momentos el secuestrador se encontraba en la planta baja para hablar de nuevo con un psiquiatra, mientras los rehenes permanecían en el piso superior.

Familiares de los niños se encontraban en el exterior de la guardería pendientes del desenlace.

Tras varias horas de negociaciones, la Policía decidió autorizar la intervención de la brigada especial.

En marzo pasado, Muar fue escenario de otro incidente en una guardería cuando los estudiantes tomaban el desayuno.

En aquella ocasión el malasio armado solo con un martillo hirió en la cabeza a tres niños de seis años.

Publicidad
Publicidad