Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Una corte de EU suspende la aplicación del 'no preguntes, no digas'

Una corte de apelaciones ordena la suspensión inmediata del 'no preguntes, no digas', pese a que el gobierno de Obama pedía más tiempo
vie 08 julio 2011 10:28 AM
no preguntes no digas
no preguntes no digas no preguntes no digas

Una corte federal de apelaciones emitió una orden impidiendo al ejército estadounidense aplicar su política de “no preguntes, no hables” sobre homosexuales y lesbianas sirviendo en el ejército. Autoridades estadounidenses han avanzado en el desmantelamiento de la política , pero objetan que las cortes obliguen al gobierno a revocarla oficialmente en esta ocasión.

Un problema de esta compleja batalla legal es si la política “no preguntes, no hables” puede seguir en efecto –aunque sea en el papel- mientras la disputa sobre su constitucionalidad se desarrolla en las cortes federales.

Los jueces han estado en desacuerdo sobre este tema en los últimos meses.

El caso pone a la administración de Barack Obama en una posición poco común, apoyando una revocación, pero al mismo tiempo presentando recursos legales para evitar que se implemente más rápido de lo planeado.

Oficiales militares afirman que los cambios de las políticas que eliminan el “no preguntes, no hables” podrían estar listos en pocas semanas.

Este miércoles, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito hizo eco de lo anterior, afirmando que “el proceso de revocación de la política está caminando y se espera que las fuerzas armadas hayan sido entrenadas para mediados de verano para apegarse a los nuevos lineamientos. Las circunstancias y el balance de las dificultades han cambiado”, comentó el panel de tres jueces, concluyendo que como resultado, el “no preguntes, no hables” no puede seguir vigente.

Publicidad

El Departamento de Justicia puede acudir a la Suprema Corte para intentar que la resolución sea suspendida por segunda ocasión. En el otoño pasado, los jueces refrendaron una orden previa para dejar la política intacta .

La corte de apelaciones con sede en San Francisco anunció que escucharía argumentos orales respecto a este tema a finales de agosto.

Un grupo de defensa de los derechos de los homosexuales -the Log Cabin Republicans – han presentado demandas sobre la prohibición vigente desde hace 18 años que prohíbe a los homosexuales y lesbianas declaradas servir en las fuerzas armadas de Estados Unidos. En septiembre, la juez de distrito Virginia Phillips, declaró que la prohibición militar es inconstitucional .

A partir de entonces, el Congreso aprobó una legislación firmada por el presidente Obama para eliminar gradualmente el “no preguntes, no hables”, pero las autoridades del Pentágono se han rehusado a establecer un cronograma que indique cuándo se completaría la modificación.

Es un asunto que el Secretario de Defensa, Leon Panetta, quien asumió el cargo este mes, tendrá que enfrentar.

Si la política está en vigor y se suspenden investigaciones sobre miembros homosexuales o lesbianas, las apelaciones pueden volverse discutibles con rapidez. Sin embargo, los integrantes de Log Cabin Republicans se han comprometido a seguir con la batalla legal hasta entonces.

El grupo calificó la resolución de la corte como una “noticia excitante”.

La resolución “desaparece cualquier incertidumbre; miembros del servicio estadounidense ya no están bajo la amenaza se ser expulsados mientras el proceso de revocación siga avanzando”, dijo R. Clarke Cooper, director ejecutivo de la agrupación. “Como capitán de la Reserva del Ejército de Estados Unidos, he observado las reacciones de mis colegas respecto a la medida del Departamento de Defensa hacia un servicio más abierto y puedo decir con total confianza que nuestro ejército está listo, dispuesto y capaz de dar este paso. Los integrantes de Log Cabin Republicans están orgullosos de nuestro papel en la terminación de esta política inconstitucional y antiestadounidense de una vez por todas.

Obama ha dicho que quería revocar el “no preguntes, no hables” desde hace tiempo y había llegado a un acuerdo con el Secretario de Defensa, Robert Gates, y el Almirante Mike Mullen, el anterior presidente del Gabinete de Jefes Adjuntos, para llevar a cabo un proceso que incluía una revisión militar sobre cómo hacer una transición exitosa hacia el servicio de soldados homosexuales y lesbianas declaradas.

Los tres tendrían posteriormente que certificar la revocación.

Los grupos de derechos de los homosexuales afirman que la política –aún mientras está siendo eliminada- viola el debido proceso y los derechos de la Primera Enmienda de los miembros militares. En sus apelaciones, los integrantes de Log Cabin Republicans dijeron que dejar que la política siga en efecto mientras se espera la resuelve la apelación sería inaceptable y causaría un “daño irreparable”.

El gobierno no presentó “ninguna evidencia para demostrar que el servicio abierto a homosexuales y lesbianas dañara a los intereses del ejército, y … tanto líderes civiles como militares aceptaron que el “no preguntes, no hables” incluso dañaba los intereses militares”, indica la apelación.

“El respeto al juicio militar en este caso inclina la balanza en contra de un aplazamiento, más que a favor”.

Pero la administración de Obama, respaldada por las autoridades del Pentágono, argumentó que suspender la política y obligar al ejército a cambiar de rumbo de manera inmediata mientras el caso estaba en proceso, causaría problemas en una época de guerra.

“No se le debe exigir al ejército reestructurar de manera inmediata y repentina una gran política con el personal que ha estado vigente durante años, particularmente en una época en que la nación está involucrada en operaciones de combate en el extranjero”, comentó el gobierno antes de la resolución.

El vocero del Pentágono, Dave Lapan, dijo que el ejército “por supuesto cumplirá las órdenes de la corte y está llevando a cabo pasos inmediatos para informar la orden a nivel de campo”.

“Mientras tanto, la implementación de la revocación del NPND, votada en el Congreso y escalada a nivel de ley por el Presidente en diciembre, está procediendo sin complicaciones, bien encaminada y la certificación está a sólo unas semanas”, agregó.

Gates elevó el nivel a través del cual tropas homosexuales y lesbianas pudieran ser relevados bajo el "no preguntes, no digas" al ordernar que sólo pudiera ser realizado a través de secretarios del Ejército, Marina y Fuerza Aérea.

En una carta dirigida a las cabezas de todos los servicios militares, Gates dijo que su acción fue producto en respuesta directa a la incertidumbre legal que rodeaba al fin de la política del "no preguntes, no digas".

Ha habido cuatro bajas voluntarias –todas de la Fuerza Aérea- relacionadas con el "no preguntes, no digas" desde octubre, según el Pentágono.

Publicidad
Publicidad