Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El agresor de Giffords evalúa rechazar los medicamentos antipsicóticos

Jared Loughner, acusado de matar a 6 personas y herir, entre otros, a la congresista Giffords podría dejar de tomar antipsicóticos
mié 13 julio 2011 05:21 PM
loughner-detenido
loughner-detenido loughner-detenido

Un panel de apelación de tres jueces federales ha declarado que  Jared Lee Loughner , el sospechoso de disparar en contra de asistentes a un mitin en Tucson de la congresista demócrata Gabrielle Giffords, puede rechazar los medicamentos antipsicóticos.

La decisión llega luego de días que la corte dijera que revisaría una apelación de abogados del gobierno, quienes argumentan que el supuesto agresor debería ser forzado a tomar drogas antipsicóticas por su comportamiento.

La corte federal de apelaciones detuvo temporalmente la administración forzada del medicamento.

"Ya que Loughner no ha sido acusado de un crimen, el es presuntamente inocente   y por ello tiene derecho a más protecciones constitucionales que un preso", dicen los documentos de la corte. 

Publicidad

"Aunque ambos intereses son significantes, concluimos que preservar la dignidad e integridad corporal de un individuo que no ha sido acusado de un crimen es más fuerte que el interés, especialmente cuando el gobierno ha demostrado que es capaz de prevenir que ese individuo se haga daño a sí mismo u otros". 

Loughner está siendo detenido en un hospital mental federal luego de una decisión de la corte que lo halló incompetente para enfrentar un juicio. El equipo médico del hospital lo está obligando a tomar medicina psicotrópica luego de que se declaró que era un peligro para él y otros.

Está acusado de la muerte de seis personas, incluyendo al juez federal de Arizona, John Roll, en un estacionamiento de un supermercado en Tucson, Arizona, el 8 de enero. Entre las 13 personas heridas está Giffords , congresista demócrata de Arizona, a quien le disparó en la cabeza. 

El 25 de mayo un juez declaró a Loughner incompetente para enfrentar un juicio y lo mandó a hospitalizarse, bajo custodia federal, al Centro Médico para Presos Federales en Springfield, Missouri, en donde el equipo determinará si el acusado será competente en un futuro previsible y de ser así, revisar su restauración mental.

Publicidad
Publicidad