Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El escándalo en medios británicos podría atraer una investigación de EU

Bajo las leyes anticorrupción estadounidenses, la compañía de Rupert Murdoch podría enfrentar un proceso jurídico en Washington
mié 13 julio 2011 07:21 AM
Policías resguardan instalaciones de News International
AFP. News International-Gran Bretaña Policías resguardan instalaciones de News International

El escándalo de piratería informática de la compañía News International de Rupert Murdoch ha desembocado en el cierre de un popular diario británico y el llamado a comparecer de un ex primer ministro ante la corte . ¿Cruzará ahora el Atlántico?

Legalmente, podría. Bajo las leyes anticorrupción estadounidenses, la compañía podría enfrentar un proceso jurídico en Washington.

Pero según expertos jurídicos, la realidad es que a menos que las acusaciones de sobornos vayan más allá de policías londinenses y se descubra que son generalizados, el caso probablemente se quedará en suelo británico.

News of the World , diario británico de 168 años de antigüedad, imprimió su última edición este domingo tras las acusaciones de que sus reporteros escuchaban de manera ilegal, llamadas telefónicas de víctimas de asesinato y terrorismo, políticos y celebridades. La policía ha identificado casi 4,000 blancos potenciales de intervención telefónica.

También hay acusaciones de sobornos de reporteros a policías.

La responsabilidad potencial fluye de reporteros de News of the World a su casa matriz, News International y a su vez, a su casa matriz, News Corporation, cuyas acciones cotizan en bolsa en Estados Unidos.

Publicidad

Los sobornos policiales podrían representar una violación al Decreto de Prácticas de Corrupción Extranjera (FCPA), el cual prohíbe a las compañías y a sus empleados dar dinero o cualquier cosa de valor a una autoridad extranjera con la finalidad de obtener o retener un beneficio, dijo Mike Koehler, profesor de derecho empresarial de la Universidad de Butler en Indianápolis.

“Por lo tanto, parece haber fundamentos para que se lleve a cabo una investigación por parte de Estados Unidos”, comentó.

Si alguien de News Corporation participó en pagos a policías , autorizó esos pagos o sabía de los mismos y no los detuvo, el caso podría llegar al Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Pero aunque exista jurisdicción, es improbable que Estados Unidos procese a News Corporation, destacó el abogado Richard Cassin, quien ayuda a sus clientes a cumplir con el FCPA.

“Las probabilidades son muy bajas a menos de que los pagos que conocemos resulten la punta del iceberg”, dijo Cassin. Agregó que incluso entonces, parece poco probable que haya un caso estadounidense.

Esto es porque las autoridades estadounidenses confían en el sistema legal británico -más viejo incluso que el estadounidense– para llevar el caso. Estados Unidos normalmente sigue casos que no están siendo perseguidos en otros lugares y en los cuales se pueden probar sobornos generalizados y sistemáticos, destacó Cassin.

Asimismo, señaló que News Corporation no se ajusta a este perfil.

El caso más grande hasta la fecha de violación del FCPA, involucró a la empresa alemana Siemens AG , la cual pagó 1,360 millones de dólares en sobornos a autoridades extranjeras que trabajaban en proyectos que incluían al programa petróleo por comida de la ONU en Iraq, así como otros en Nigeria, Bangladesh, China, Rusia y Vietnam.

La compañía pagó una cantidad histórica de 800 millones de dólares en multas y penalizaciones por la violación al FCPA.

Según Cassin, Estados Unidos tomó el caso, en parte, porque Alemania no procesó a Siemens, lo cual se sumó al hecho de que ocurrieron sobornos generalizados.

Sin embargo, si hubiera un caso en Estados Unidos contra News Corporation, las implicaciones potenciales para el imperio mediático de Murdoch son numerosas, y ninguna de ellas es buena, señaló Koehler.

Una investigación buscaría probablemente esclarecer qué tan generalizados eran los sobornos en News Corporation. ¿Había otros empleados –en todo el mundo- haciendo pagos similares?

Aún tras el cierre de News of the World, News International posee en Inglaterra a The Sun, The Times y a The Sunday Times. News Corporation también abarca a Fox News, The Wall Street Journal, The New York Post y Harper Collins.

El FCPA estipula que  tanto las compañías estadounidenses registradas, como sus empleados o agentes no pueden sobornar a autoridades extranjeras. Otro apartado de la ley aplica a requerimientos de contabilidad de las compañías públicas, señaló Don Zarin, autor de Doing Business Under The Foreign Corrupt Practices Act y socio de la firma legal con sede en Washington, Holland & Knight.

“Deben tener registros contables a un nivel de detalle razonable para reflejar las transacciones”, destacó.

Por lo tanto, si un soborno se realizó y no se registró de manera apropiada, tanto la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos (CVB) como el Departamento de Justicia podrían tener un caso, agregó Zarin.

Asimismo, señaló que una llamada telefónica o un correo electrónico de un editor en Londres a su jefe o jefa en Nueva York podrían ser clave.

“Si mandas un correo electrónico a tu jefe diciéndole: le voy a pagar 10,000 dólares a policías por esta información… Eso podría brindar el fundamento jurisdiccional o responsabilidad potencial de parte de posibles empleados británicos”.

Si cualquier empleado de News Corporation, registrado en Estados Unidos, sabía y autorizó dicho pago, “podrían tener una vulnerabilidad potencial”, agregó Zarin.

Y si Murdoch –el australiano de nacimiento de 80 años y líder de News Corporation, quien se convirtiera en ciudadano estadounidense en 1985- sabía lo que estaba ocurriendo y lo autorizó, aunque sea implícitamente, “podría estar expuesto”.

Los castigos pueden ser severos, incluyendo tiempo en prisión y multas, agregó. La ignorancia no brinda protección.

“La CVB ha llevado casos contra compañías estadounidense que no tenían conocimiento de lo que estaban haciendo sus filiales en el extranjero”, señaló Zarin, agregando que la CVB culpó a las compañías por no contar con controles internos adecuados que hubieran detectado el comportamiento ilegal.

Una vocera del Departamento de Justicia dijo que no podía comentar sobre la posibilidad del involucramiento del departamento.

Si los cargos resultan no ser más que violaciones contables civiles, la CVB tomaría el caso y el Departamento de Justicia no se involucraría, señaló James Tillen, coordinador del  grupo de prácticas de FCPA de Miller and Chevalier, una firma legal con sede en Washington que se especializa en conflictos de normatividad internacional, impuestos y litigios.

Eso aún representaría un riesgo para los involucrados.

“La CVB puede aplicar multas y castigos significativos, prohibiendo a la gente desempeñarse en compañías públicas. Eso puede acabar con una carrera rápidamente”, señaló.

Sin embargo, Tillen destacó que un proceso jurídico liderado por fiscales federales sería lo más temible, ya que implicaría tiempo potencial en prisión.

Las multas de la CVB puede alcanzar hasta 25 millones de dólares por violación en este tipo de casos, pero las sumas totales normalmente exceden los 100 millones ya que la agencia puede obligar a la compañía a desembolsar ganancias mal habidas.

El Departamento de Justicia puede imponer una multa criminal a individuos de hasta 100,000 dólares y cinco años de prisión por cada acusación de soborno, agregó. Acusaciones múltiples pueden traducirse en multas más elevadas y subsecuentes períodos en prisión.

Sin embargo, las multas normalmente son proporcionales a cuánto dinero ganó la compañía o individuo como consecuencia de su crimen, dijo Tillen. Eso es fácil de determinar cuando existe un contrato, pero cualquier caso que involucre al imperio de Murdoch puede ser un reto mayor. “¿Cuántos periódicos más vendiste?”, preguntó Tillen.

Aún así, las autoridades estadounidenses pueden decidir no intervenir.

“Si el Departamento de Justicia está convencido de que Inglaterra tienen la capacidad suficiente para procesar este caso, puede que se hagan a un lado. Pero si no, podrían estar muy interesados”, comentó Tillen.

Inglaterra autorizó una ley agresiva, la U.K. Bribery Act, la cual se convirtió en ley el 1 de julio, pero que no es retroactiva, indicó Tillen. Asimismo, agregó que la legislación que la precede y que aplicaría en este caso es “una mezcolanza” de leyes, algunas de las cuales datan de más de un siglo. “Ese es parte del problema.

Aún así, y como están las cosas, las casi 4,000 millas (6,438 kilómetros) que separan a Washington de Londres no mantendrán al margen a los investigadores estadounidenses. “De las 10 multas más grandes en la historia de la FCPA, ocho han sido contra compañías extranjeras”, destacó Tillen.

Pero eso puede cambiar. El legislador James Sensenbrenner, de Wisconsin, ha criticado que la ley pone a las compañías estadounidenses en desventaja competitiva y ofreció audiencias el mes pasado con la intención de echarla para abajo, comentó Tillen. “La crítica es que está siendo demasiado utilizada por la CVB y el Departamento de Justicia para realizar actividades que no debería”, como sacar a autoridades a comer gratis, comentó.

Una vocera de Sensenbrenner hizo llegar una declaración del legislador a CNN el lunes.

“Planeo presentar una iniciativa de ley que reformaría el FCPA y lo actualizaría con este mundo cambiante”, comentó Sensenbrenner. “Necesitamos traer claridad sobre lo que es ilegal y lo que no lo es. Mi intención es asegurarme de los señalamientos para detenerse y las luces rojas del semáforo estén claramente visibles para las compañías estadounidenses que realizan comercio internacional”.

“Ahora mismo hay confusión respecto a quien califica como autoridad extranjera. Las autoridades que aplican la ley en el extranjero son claramente autoridades extranjeras y es absolutamente absurdo aseverar que cualquier cambio en el FCPA cambiaría el ese estatus o permita a los negocios estadounidenses sobornar a policías”.

Publicidad
Publicidad