Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Espionaje telefónico: la policía de Londres libera a Rebekah Brooks

Rebekah Brooks, ex directora ‘News of the World’, fue detenida horas antes en el marco del escándalo por escuchas ilegales
dom 17 julio 2011 07:24 PM
Rebekah Brooks
Rebekah Brooks Rebekah Brooks

Rebekah Brooks, ex directora de News of the World y mano derecha de Rupert Murdoch, fue liberada en la medianoche del lunes (tiempo de Inglaterra), tras haber sido detenida horas antes en el marco del escándalo por las escuchas telefónicas ordenadas por el tabloide británico.

"Aproximadamente a la medianoche, la mujer fue liberada bajo fianza para regresar a una comisaría de Londres en una fecha a fijarse para fines de octubre", informó la policía británica en un comunicado.

La policía confirmó que Brooks, de 43 años , fue interrogada en el marco de la investigación sobre acusaciones de interceptación ilegal de buzones de voz y soborno a policías de parte del tabloide News of the World, en el que alguna vez fue editora.

Brooks renunció el viernes a su jefatura en News International, la unidad británica de News Corp de Murdoch, pero ha declarado que no estaba al tanto de las acusaciones de que el News of the World pinchó miles de teléfonos, entre ellos el de una adolescente asesinada.

Las revelaciones conmocionaron al público y elevaron los temores, no sólo por las prácticas mediáticas o éticas, sino sobre la influencia de Murdoch sobre sucesivos líderes británicos y las acusaciones de una relación cercana entre algunos de sus periodistas y la policía.

En uno de los coletazos del escándalo, el jefe de la policía británica, el comisario Paul Stephenson, renunció el domingo en medio de sospechas en torno al rol de la policía en el caso.

Publicidad

En un comunicado que leyó ante la televisión británica, Stephenson dijo que no conocía la magnitud de las pinchaduras telefónicas llevadas a cabo por el ahora desaparecido diario News of the World.

La policía británica ha sido criticada tras ser acusada de aceptar dinero del News of the World y de otros diarios, y de no hacer nada para investigar las escuchas telefónicas.

Stephenson sostuvo que no quería que las críticas a su proceder lo distrajeran de la misión de garantizar la seguridad de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

El juego del poder

Con políticos de Australia a Estados Unidos exigiendo saber si han ocurrido abusos similares en lugares donde hay empresas mediáticas de Murdoch, el empresario de 80 años se ha visto obligado a tomar una postura defensiva, y la posición de su hijo James como heredero aparente ha sido puesta en duda.

En Gran Bretaña, el primer ministro David Cameron está bajo ataque por su amistad con Brooks y por emplear a otro ex editor del diario News of the World, Andy Coulson, como secretario de prensa, incluso después de que Coulson renunció al periódico en 2007, tras el encarcelamiento de un reportero en un caso de escuchas telefónicas.

"Las aguas definitivamente se están poniendo turbias bajo los pies de los Murdoch", indicó a Reuters Chris Bryant, miembro del parlamento del opositor Partido Laborista que ha abogado durante años contra las malas prácticas de la prensa.

Tim Bale, profesor de política de la Universidad de Sussex, dijo: "Creo que esto ha sido muy incómodo para Cameron y se volverá más incómodo durante la próxima semana".

Brooks, Rupert y James Murdoch serán interrogados en el Parlamento británico el martes, donde se les preguntará por los reportes de que News International le mintió al Parlamento durante audiencias anteriores.

Adrian Sanders, un liberal demócrata de la comisión de prensa del Parlamento, cuestionó el momento elegido para el breve arresto de Brooks y dijo que esperaba que no arruine la audiencia.

"Si esto está diseñado para sacar el foco encima de la policía, al mismo tiempo dando la sensación de escudar a Rebekah Brooks, eso es un asunto bastante serio", indicó la cadena televisiva BBC.

Publicidad
Publicidad