Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Hosni Mubarak, ex presidente de Egipto, se recupera del coma

El mandatario, que dejó el poder en febrero tras revueltas populares en el país, padece cáncer del estómago
dom 17 julio 2011 02:07 PM
Hosni Mubarak
AFP_Hosni_Mubarak_presidente_Egipto Hosni Mubarak

El ex  presidente de Egipto, Hosni Mubarak, despertó del coma en que había caído este mismo domingo, aseguró un funcionario de alto nivel.

El ex líder de 83 años entró en coma al mediodía (hora local), informó su abogado, Farid El Deeb. Más tarde, funcionarios del hospital confirmaron el reporte. Pero Mohamed Fathalla, encargado de las instalaciones donde está Mubarak, dijo que se recuperó más tarde.

"Ahora está estable después de sufrir un coma que no duró mucho", aseguró Fathalla. 

Mubarak enfrentará un juicio en agosto  por ordenar a la policía matar a anifestantes antigubernamentales  durante la revuelta que lo forzó a renunciar. En caso de ser declarado culpable, podría encarar la pena de muerte.

Fiscales egipcios han dicho que Mubarak sufre de depresión, fatiga, latidos del corazón, y baja presión, lo que podría llevarlo a sufrir un paro cardiaco.  

Mubarak ha estado un hospital desde que en abril comenzó a quejarse de palpitaciones en el corazón, al mismo tiempo que ha estado lidiando con complicaciones de cáncer de estómago , dijo un abogado de la familia en junio pasado.

Publicidad

El Deeb anunció en junio que Mubarak pasó por una cirugía de cáncer en junio del 2010 en un hospital alemán. En esa ocasión le removieron algunas partes del páncreas, la vesícula biliar y una zona del instetino delgado, lo cual mantuvo en secreto incluso entre sus asesores más cercanos.

Su doctor recomendó que se le realizaran revisiones cada cuatro meses por dos años, "pero los chequeo fueron completamente ignorados", dijo El Deeb. 

Mubarak dejó el poder el 11 de febrero luego de una revuelta de 18 días durante la cual los manifestantes exigieron reformas en el gobierno. Ahora Egipto es gobernado por una junta military un gabinete provisional que han prometido reformas y convocar a elecciones.

El Deeb dice que Mubarak "está muy triste" por las acusaciones en su contra, y niega haber dado cualquier autorización para que se disparara contra los manifestantes. Los hijos de Mubarak, Gama y Alaa, también enfrentan cargos por corrupción.

Publicidad
Publicidad