Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Una jueza rechaza argumentos de Berlusconi por el caso 'Ruby'

El primer ministro de Italia no acudió en persona a la audiencia; la jueza programó una nueva cita para el próximo 3 de octubre
lun 18 julio 2011 09:04 AM
berlusconi habla en las naciones unidas
silvio-berlusconi berlusconi habla en las naciones unidas

La jueza Giulia Torri desestimó una a una las mociones de defensa durante una audiencia en la que no estuvieron presentes ni el primer ministro italiano Silvio Berlusconi, ni la mujer que es el centro de las acusaciones, la bailarina Karima el Mahroug, conocida como Ruby .

La jueza programó una nueva cita para el próximo 3 de octubre.

Berlusconi enfrentará este lunes otra audiencia relacionada con otra acusación por corrupción financiera relacionada con su imperio mediático. Es la primera vez que tiene programadas dos audiencias para el mismo día.

El primer ministro ha llamado la atención internacional por las acusaciones de que supuestamente pagó por tener sexo con la bailarina, y más tarde trató de sacarla de prisión cuando fue arrestada por robo.

En Italia es ilegal pagar por tener relaciones sexuales con una menor. Tanto el primer ministro como la bailarina admiten que él le dio dinero, pero niegan que haya sido por sexo.

En un caso independiente, Berlusconi enfrenta cargos por un supuesto fraude en la venta de derechos de películas y televisión por parte de Mediaset , una de sus compañías.

Publicidad

Él niega todos los cargos.

A menudo, Berlusconi aparece en corte por el caso Mediaset, aunque no se ha dejado muy a menudo por el juicio relacionado con Ruby.

El caso Mediaset ha estado en corte durante años. El juez Fabio Paparella ordenó juzgar a Berlusconi en el 2006 por dar falso testimonio, malversación de fondos y fraude fiscal.

Berlusconi aprobó una ley que protege a los funcionarios de alto nivel de ser juzgados mientras están en funciones, pero fue rechazada por los jueces.

Mientras tanto, la coalición política que lidera y que gobierna el país ha sufrido golpes políticos al perder Milán y Napoles en las elecciones de mayo pasado.

El regreso de Milán a la izquierda fue un duro revés para Berlusconi; esta ciudad es su hogar y su fortaleza política, y había sido gobernada por alcaldes de centro-derecha durante las dos últimas décadas.

Hace más de un mes, los legisladores le dieron un voto de confianza a un paquete de reformas políticas impulsado por Berlusconi.

La Cámara baja aprobó el paquete con 317 votos a favor y 293 en contra el pasado 21 de junio. El voto de confianza no fue para Berlusoni sino para su paquete, que pretende impulsar el crecimiento en el sur de Italia.

Sin embargo, el voto muestra que Berlusconi tiene una mayoría más fuerte en la Cámara baja de lo que sus detractores creían.

Publicidad
Publicidad