Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Exfuncionarios de Scotland Yard enfrentan audiencia por escuchas ilegales

El exdirector de la policía británica es el primero en la audiencia ante los legisladores, para esclarecer el escándalo de espionaje
mar 19 julio 2011 09:13 AM
ex jefe de scotlan yard llega a una audiencia
paul-stephenson ex jefe de scotlan yard llega a una audiencia

Sigue la transmisión en vivo de la comparecencia de Rupert Murdoch, y los otros implicados en el caso de escuchas ilegales en ante el Parlamento Británico por CNNMéxico.

CNN — El exjefe de la Policía Metropolitana de Londres, Scotland Yard, se presentó ante una comisión del Parlamento del Reino Unido este martes para testificar sobre el caso de escuchas telefónicas que ha cimbrado los cimientos de la prensa, la policía y la política de ese país.

Paul Stephenson comenzó su testimonio diciendo que  había renunciado porque creía que su presencia al frente del departamento sería una distracción . También dijo que nadie le pidió renunciar.

Negó haber dado un golpe al primer ministro David Cameron en su carta de renuncia cuando recordó que el mandatario había contratado como su vocero a un experiodista de News of the World luego de que éste renunció como editor.

Stephenson también dijo que no tenía por qué dudar de Neil Wallis, un exeditor de News of the World a quien contrató como consultor de comunicaciones en la Policía Metropolitana.

Sobre la anterior investigación que se llevó a cabo relacionada al espionaje telefónico, dijo que no había revisado la evidencia él mismo sino que había confiado en el buen juicio del comisionado asistente, John Yate –quien también renunció–. Esto sucedió antes de hablar con un editor del periódico The Guardian a quien le dijo que la policía había investigado el asunto y que el reportaje que realizaba el diario era innecesario.

Publicidad

También testificará este martes el magnate de los medios, Rupert Murdoch, quien deberá responder a los legisladores preguntas sobre las denuncias de que periodistas de su empresa espiaron ilegalmente a miles de personas.

El hijo de Murdoch, James, así como la exeditora de News of the World, Rebekah Brooks, también están citados para aparecer ante la comisión de Cultura, Medios y Deportes del Parlamento para responder preguntas.

Mientras tanto, el primer ministro, David Cameron, realiza un viaje corto por África, confirmó su oficina este lunes.

El Reino Unido está inmerso en un escándalo que podría tener implicaciones globales. Comenzó con la denuncia de espionaje telefónico que involucraba a periodistas de News of the World (que llevó a su hermana compañía, News Corporation, de Rupert Murdoch, a cerrar el tabloide) y que rápidamente se extendió al darse a conocer que los periodistas habían pagado a policías por obtener información confidencial.

El escándalo llevó a la renuncia del comisionado y el comisionado asistente de la Policía Metropolitana de Londres, conocida como Scotland Yard; al cierre de uno de los tabloides más vendidos y a la detención de 10 personas.

La exeditora de News of the World, Rebekah Brooks, quien también era jefa ejecutiva de News Internacional,  está entre los arrestados . Ella renunció el pasado 15 de julio y fue llamada a declarar por la policía dos días después.

El escándalo también forzó a la renuncia de Andy Coulson, quien declinó como director de comunicación de Cameron en enero pasado, cuando el escándalo comenzó a darse a conocer.

Coulson era editor de News of the World cuando uno de los reporteros y un investigador privado fueron detenidos tras declararse culpables de espionaje en el 2007. Coulson siempre negó haber actuado de forma inapropiada pero fue arrestado a principios de mes.

Tanto Brooks como Coulson están libres bajo fianza.

El abogado de Brooks, Steven Parkinson, dijo el lunes que su clienta no es culpable de crimen alguno. Advirtió a la policía sobre los daños que habían infligido a la reputación de Brooks al arrestarla e interrogarla por nueve horas sin levantar cargos.

El lunes fue otra jornada vertiginosa. La Secretaria del Interior, Theresa May, anunció una investigación por corrupción en medio de denuncias de que la policía recibió pagos de periodistas a cambio de información confidencial.

El lunes también se dio a conocer la muerte de un testigo clave. El exreportero del News of the World, Sean Hoare —quien le dijo al New York Times en el 2010 que Coulson lo alentaba a él y a otros reporteros a espiar los mensajes de voz de figuras públicas— fue encontrado muerto, según la Asociación de Prensa Británica.

Las autoridades del condado de Hertfordshire confirmó que su cuerpo fue encontrado poco después del deceso en su casa. La policía trata el fallecimiento como inesperado, pero no como sospechoso, aseguró el departamento en un comunicado.

El escándalo lleva años pero estalló este mes  tras las revelaciones de que periodistas del News of the Wolrd habían interferido el celular de una niña desaparecida, Milly Dowler, y que habían borrado algunos mensajes para hacer espacio para recibir más. Más tarde fue encontrada muerta.

Stephenson renunció el domingo y su comisionado asistente, Yates, el lunes.

Yates decidió hace dos años que no había razón para reabrir una investigación por espionaje telefónico por parte de periodistas.

Estaba a punto de ser suspendido cuando presentó su renuncia, dijo la Autoridad de la Policía Metropolitana. El lunes negó haber hecho nada malo y agregó que el escándalo y las denuncias en su contra serían una distracción para los Juegos Olímpicos del 2012. Su labor principal era en contraterrorismo.

Stephenson renunció tras darse a conocer que Wallis había sido contratado por la policía como asesor de comunicaciones. También negó haber actuado mal.

El lunes, News Corporation sufrió un ataque cuando un grupo de hackers llamado LulzSec se atribuyó haber interferido el diario The Sun, uno de los que forman parte del conglomerado propiedad de Murdoch. Los hackers lograron redirigir a quienes entraban a la página del diario a un sitio de internet falso en el que se aseguraba que Murdoch había aparecido muerto en su jardín.

La policía del Reino Unido ha identificado a casi 4,000 potenciales víctimas de espionaje telefónico, según documentos confiscados a un investigador privado que trabajaba para News of the World.

El espionaje telefónico implica que dos personas llamen al mismo tiempo a un teléfono, por lo que uno es enviado al buzón de voz. Esa persona introduce el código necesario para recuperar los mensajes de forma remota. Los hackers dependen de que mucha gente no cambia su clave para recuperar los mensajes.

Los periodistas también son acusados de fingir ser otra persona para obtener información.

La FBI también investiga a News Corporation luego de darse a conocer que sus empleados podrían haber tratado de intervenir las conversaciones telefónicas y correos de voz de sobrevivientes de los ataques terroristas del 11 de septiembre, víctimas y sus familias.

News Corp abarca Fox NewsThe Wall Street Journal, el New York Post y la editorial Harper Collins en Estados Unidos. News International tiene una sucursal en el Reino Unido que incluye a The SunThe Times y The Sunday Times.

Publicidad
Publicidad