Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Obama pide a los ciudadanos presionar al Congreso por plan de deuda

En un mensaje a la nación en horario estelar, el presidente habló de las consecuencias catastróficas de no llegar a un acuerdo por la deuda
lun 25 julio 2011 08:42 PM
Barack Obama
Barack Obama Barack Obama

Los estadounidenses deben presionar a sus representantes elegidos para llegar a un compromiso que permita evitar un defecto potencialmente devastador por la deuda en Estados Unidos, dijo Barack Obama en un mensaje a la nación, dirigido la noche de este lunes en un horario estelar.

El Congreso está en un punto muerto sobre la ampliación del límite de la deuda federal.

En este último de siete discursos televisados, el presidente de Estados Unidos trató de aumentar la presión de los líderes del Congreso para llegar a un acuerdo que permita al gobierno para continuar el préstamo de dinero y pagar sus deudas después del 2 de agosto.

El presidente indicó que los republicanos en la Cámara son intransigentes y sólo se encuentran en un enfrentamiento político: "No hay forma de sacar adelante el país más grande de la Tierra”.

"El pueblo estadounidense pudo haber votado a favor de un gobierno dividido, pero no votaron por un gobierno disfuncional", expuso Obama. "Así que estoy pidiendo a todos hacer oír su voz. Si usted quiere un enfoque equilibrado para reducir el déficit, hágaselo saber a su representante. Si usted cree que podemos solucionar este problema a través del compromiso, envíe ese mensaje".

Segundos después de que habló Obama, el líder de los republicanos y presidente de la Cámara, John Boehner, dijo que no están dispuestos a darle un cheque en blanco al mandatario.

Publicidad

"La triste verdad es que el presidente quería un cheque en blanco hace seis meses y quiere un cheque en blanco hoy", afirmó Boehner.

Si el Congreso no eleva el límite de la deuda de 14.3 billones de dólares el 2 de agosto, los estadounidenses podrían enfrentar el aumento de las tasas de interés y una caída del dólar, entre otros problemas,  como la elevación del costo de los préstamos, las hipotecas individuales, préstamos de automóviles y estudiantiles podrían ser más caros.

Las conversaciones han estado desde un inicio en ampliar la reducción del déficit del plan, destinado a disminuir la brecha creciente entre lo que el gobierno gasta y los ingresos que recauda.

Obama impulsó un plan integral que incluía recortes de gastos, aumentó de los ingresos fiscales y las reformas de derecho, mientras que los republicanos trataron de reducir el gobierno, al proponer recortes en el gasto y las reformas, sin aumento de los ingresos.

Publicidad
Publicidad