Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La ONU pide donaciones urgentes para combatir la hambruna en Somalia

El Consejo de Seguridad pidió a sus miembros contribuir al fondo de ayuda para paliar la hambruna en el país africano
lun 25 julio 2011 03:53 PM
Una madre soltera sufre la hambruna en Somalia
AFP. Somalia-crisis-hambruna Una madre soltera sufre la hambruna en Somalia

Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU mostraron este lunes su "seria preocupación" ante el estado de hambruna declarado en dos regiones del sur de Somalia y exhortaron a todos los estados miembros del organismo a contribuir urgentemente al fondo de ayuda para el país africano.

"El Consejo de Seguridad expresa su seria preocupación ante la insuficiencia de la financiación humanitaria para Somalia y exhorta a todos los Estados miembros a contribuir al plan de ayuda", dijo el embajador alemán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y presidente en turno del Consejo, Peter Wittig.

En el texto, aprobado por todos los miembros del Consejo, Wittig animó a la comunidad internacional "a unirse para evitar que la crisis se agrave".

El funcionario agradeció la movilización que los gobiernos han logrado “hasta el momento, como demuestra la reunión de urgencia de la Organización de la ONU para la Agricultura y Alimentación (FAO) en Roma".

El presidente del máximo órgano ejecutivo de la ONU pidió además a todas las partes del conflicto en Somalia que garanticen "el acceso completo, seguro y sin trabas" a la entrega de ayuda humanitaria a las personas que la necesitan en todo el país.

Los miembros del Consejo de Seguridad hicieron un llamado a todas las partes y grupos armados para que "den los pasos adecuados para garantizar la seguridad y protección del personal humanitario y sus provisiones".

Publicidad

La declaración del máximo órgano internacional de seguridad coincidió este lunes con una reunión en Roma auspiciada por varias agencias de las Naciones Unidas y en la que se pidió a la comunidad internacional realizar una intervención urgente que acabe con la crisis alimentaria que vive el Cuerno de África, en el oriente del continente , y particularmente Somalia.

La ONU calcula que se necesitan 1,600 millones de dólares en los próximos 12 meses para hacer frente a la emergencia humanitaria que vive el país africano, donde preocupa especialmente la presencia del grupo Al Shabab, una milicia islámica vinculada a la red terrorista Al-Qaeda que busca la reinstauración de un Estado musulmán en Somalia.

Al Shabab controla prácticamente la totalidad del sur del país y sigue sin autorizar el paso de la ONU para que lleve ayuda a la población de esa zona porque asegura que la reciente declaración de la hambruna es "propaganda".

El perfil de los refugiados

Mujer, procedente del sur de Somalia, con tres hijos a su cargo y de unos 20 años de edad, es el perfil que predomina entre los refugiados que huyen de la sequía y del conflicto somalí y que abarrotan el campamento keniano de Dadaab, considerado el mayor de mundo.

Mujeres como Jija, que llegó hace pocos días a Dadaab (este de Kenia) tras 15 días de camino desde la localidad somalí de Sako, hace fila para registrarse y, si tiene suerte, obtener su primera ración de productos de primera necesidad con los que atenderá a sus hijos, el más pequeño de ellos, colgado de su cuerpo.

Jija huyó de Somalia por la guerra y la sequía —la peor durante los últimos sesenta años en el Cuerno de África, según la ONU—, y su marido se quedó en Somalia, aunque la mujer no especifica para qué.

" Mires donde mires, ves mujeres y niños ", dice a EFE, Bettina Schulte, responsable de comunicación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Dadaab.

De acuerdo con las cifras facilitadas por ACNUR, más del 80% de los somalíes que escapan del hambre y la guerra son mujeres y niños.

Algunos de los padres de los niños murieron en el conflicto de Somalia, otros fueron secuestrados por el grupo Al Shabab para luchar por su causa y los menos, como el marido de Asha, apenas pueden moverse debido a una minusvalía.

Según una ayudante del campo de refugiados, "las mujeres son las que sacan adelante a la familia".

Publicidad
Publicidad