Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La policía de Noruega se niega a dar más datos sobre los ataques

Se informó que el sospechoso sería sometido a exámenes psiquiátricos, pero que no se darían datos de su paradero o de otras víctimas
mar 26 julio 2011 10:53 AM
noruega homenaje
Noruega homenaje noruega homenaje

La policía de Noruega se reservará la información de las investigaciones sobre el ataque en el centro de Oslo y el posterior tiroteo en la isla de Utoya.

En conferencia de prensa, la policía informó que la gente puede caminar tranquila por las calles de la capital noruega y que las investigaciones sobre los motivos y responsabilidad del sospechoso, Anders Breivik , continúan, aunque no se darán más detalles.

Las autoridades informaron que no revelarán el paradero del sospechoso ni entregarán más datos de los interrogatorios, y sólo dijeron que algunos psiquiatras examinarán su salud.

También se negaron a confirmar el número de víctimas reportadas como desaparecidas o qué países extranjeros colaboran en la investigación del caso.

La policía dijo que conocen la ubicación exacta del auto de explosivos y el tipo de bomba utilizado en el atentado en Oslo, pero que no lo explicarían todavía.

Aseguraron que se necesitarán al menos dos semanas para terminar de buscar cuerpos en los edificios dañados en el centro , en donde muchas estructuras están colapsadas.

Publicidad

Sin embargo, aseguraron que tras diversas investigaciones, no se han encontrado más explosivos.

En el incidente de Oslo murieron ocho personas, mientras que en el tiroteo en la isla de Utoya, donde se celebraba una reunión del partido Laborista, fallecieron 68.

Casi 200,000 personas participaron este lunes en el centro de Oslo en un memorial para honrar a las víctimas , informaron las autoridades. "Jamás había ocurrido una concentración así", dijo la policía.

Este martes, el abogado del sospechoso dijo que Breivik confesó que actuó con ayuda de dos células terroristas y que utilizó algunas drogas antes del ataque, para mantenerse despierto.

Publicidad
Publicidad