Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Noruega: maleta sospechosa provoca alarma en estación ferroviaria de Oslo

La estación central fue cerrada por la policía ante la presencia de un objeto sospechoso, cuyo peligro fue descartado después
mié 27 julio 2011 07:39 AM
Noruega Oslo
Noruega Oslo Noruega Oslo

La policía de Noruega cerró este miércoles durante más de dos horas la estación central de Oslo, luego de que detectaron una “maleta sospechosa” en el interior, informó la televisora pública NRK.

La alarma se desató pasadas las 05:30 horas GMT, cuando una persona entró en el edificio con una maleta, la dejó en uno de los andenes y acto seguido abandonó el lugar, según apuntaron las fuerzas de seguridad.

La policía optó por evacuar la estación de pasajeros y cerrarla al tráfico ferroviario. Después desplazó a un equipo de especialistas al lugar, ubicado en el corazón de Oslo, cerca de donde ocurrió la explosión que mató a ocho personas el viernes pasado.

Los especialistas encontraron poco después el objeto sospechoso y, tras examinarlo, determinaron que su contenido no era peligroso.

La estación central de Oslo reabrió sus puertas pasadas las 08:15 horas GMT, según medios locales.

De acuerdo a las primeras informaciones de la policía, la persona que presuntamente dejó el objeto sospechoso es un hombre negro, "posiblemente africano", de entre 25 y 30 años, y entre 1.80 y 1.85 centímetros de altura.

Publicidad

Es la tercera vez que la policía evacua la estación central desde el doble atentado del pasado viernes en Noruega, en el que murieron 76 personas , ocho a consecuencia de un coche bomba en el centro de Oslo, y 68 en un campamento juvenil en una isla cercana.

En las dos ocasiones anteriores, el mismo viernes por la tarde y el domingo pasado a mediodía, la alerta resultó ser infundada.

Falta de presupuesto

Un informe interno de la policía noruega señala que los recortes económicos de los últimos años afectaron a la operatividad de su helicóptero, que no pudo ser empleado para detener más rápidamente a Anders Behring Breivik, una vez que empezó a disparar en el campamento juvenil.

El documento, difundido este miércoles por la televisión pública NRK, revela que debido a dificultades financieras la policía redujo este año a 900 las horas de operatividad anual del único helicóptero del cuerpo.

"Al día de hoy no tenemos la capacidad de que disponíamos hace unos años", reconoció a la NRK el policía Anstein Gjengedal, responsable de asignar la partida presupuestaria para el helicóptero.

Según la cadena de televisión, el helicóptero no estaba disponible en el momento de los ataques, pero no precisó los motivos.

Las fuerzas de seguridad noruegas han sido criticadas en los últimos días por su respuesta a los ataques del pasado viernes y, especialmente, por la lentitud con la que acudieron a la isla de Utoya, a 40 kilómetros de Oslo.

El responsable del operativo policial, Johan Fredriksen, aseguró este martes que la polémica en torno al helicóptero está "sacada de contexto" y que el aparato fue empleado en la operación, aunque como "parte del operativo de búsqueda" de las víctimas.

No obstante, reconoció que habría que "replantear la capacidad" de este medio aéreo policial.

Detonan material explosivo

La policía noruega detonó de forma controlada material explosivo hallado en la granja del autor confeso del doble atentado de Oslo, el ultraderechista Anders Behring Breivik.

Así lo confirmó el jefe de policía del distrito de Ostlendingen, Frank Lokken, a la edición digital del rotativo local Aftenposten, alegando que prefirieron detonar "cierto material" donde fue hallado en lugar de trasladarlo a dependencias policiales por motivos de seguridad.

En tanto, el fiscal de la policía de Oslo, Trine Dyngeland, confirmó la decisión de los especialistas y agregó que la detonación se llevó a cabo en una zona boscosa próxima a la granja propiedad del agresor.

No obstante, ningún portavoz policial quiso informar sobre el tipo de material explosivo detectado y la cantidad, tal y como hizo el responsable policial Pål-Fredrik Hjort Kraby, que señaló que ese tipo de datos pertenecen a las investigación en marcha.

Breivik entrenó en un club de armas

El autor confeso del doble atentado de Noruega, que mató a 76 personas, entrenó en el Club de Pistola de Oslo, según confirmó este miércoles el propio centro en su página en internet.

Según la asociación, Anders Behring Breivik fue integrante del centro entre 2005 y 2007, y nuevamente a partir de junio de 2010.

"Breivik participó con otras personas en 13 sesiones organizadas de entrenamiento, así como en una competición", precisó el comunicado.

Según el club de tiro, Breivik "no se había hecho notar por sus ideas políticas ni había mostrado ningún tipo de comportamiento que pudieran hacer presagiar los trágicos acontecimientos".

Al mismo tiempo, el centro confirmó la exclusión del autor de los atentados del club de tiro "con efectos inmediatos", y expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas.

 

Publicidad
Publicidad