Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La situación económica en EU manda a más niños a casa de la abuela

Estadísticas de la Oficina del Censo de EU muestran que en las últimas dos décadas el número de niños que viven con un abuelo ha aumentado
vie 29 julio 2011 04:25 PM
EU - abuelas - economía
EU - abuelas - economía EU - abuelas - economía

Olga Santiago dijo que criar a cuatro de sus nietos ha llevado a una extraña dinámica familiar: su hija visita a sus propios hijos.

“Pensé que sería yo, como abuela, la que visitaría a los niños”, comentó. “Creí que sería yo la que les dijera: tienen que venir a ver a su abuela. Que sería yo la que los visitaría una vez por semana en lugar de dedicarme a comprar pañales”, agregó entre risas. “No alimentándolos”.

Santiago, residente de toda la vida de Harford, Connecticut, dijo que está en proceso de adoptar a uno de los cuatro, un niño de 12 años. Los otros tres nietos que cuida son de su otra hija, quien según Santiago “tuvo problemas y ambas decidimos que me los quedara hasta que juntara sus documentos, lo cual hizo hace cerca de un mes”.

Cuando se le cuestionó sobre cómo le hacía para sobrellevar la situación, Santiago dijo: “Con amor y paciencia”. La abuela de 48 años de edad no está sola.

Estadísticas recientes de la Oficina del Censo de EU muestran que en las últimas dos décadas, el número de niños viviendo con un abuelo se ha incrementado un 64%.

Las cifras, obtenidas del último modulo de relaciones en el hogar de la encuesta Survey of Income and Program Participation (Encuesta de Ingresos y Programas de Participación) brinda una imagen que varía ampliamente entre razas y culturas.

Publicidad

Los abuelos de raza blanca que se encargan de sus nietos representan el menor porcentaje, pero son los que han experimentado el mayor crecimiento.

En 1991, el 15% de los niños negros, 12% de los hispanos y 5% de los blancos vivían con al menos uno de sus abuelos. Para 2009, el 17% de los negros y el 14% de los hispanos vivían con al menos uno de sus abuelos, un pequeño incremento. Y el 9% de los niños blancos vivía con al menos uno de sus abuelos, “un gran cambio”, según el reporte del censo.

Los resultados ofrecen una fotografía del panorama cambiante de las familias estadounidenses y también muestra hogares abrumados por problemas económicos, señaló Jan Mutchler, quien ha estudiado el problema como profesora del Instituto de Gerontología de la Universidad de Boston-Massachusetts.

“Mucho se explica por la economía. Los abuelos por lo regular tienen ingresos más estables y sustanciales, ya que cuentan con más recursos económicos que los padres”, destacó Mutchler.

En 1991, 4.7 millones de niños vivía con al menos uno de sus abuelos. En 2009, las cifras se dispararon a 7.8 millones, según datos del censo. Donna Butts, directora ejecutiva de Generations United, un grupo que ofrece servicios sociales a familias, coincidió con ello afirmando que este incremento se da en tiempos de agitación para las familias estadounidenses.

“Hemos visto un incremento en las complejidades a las que las familias se enfrentan”, comentó Butts. “Se han enfrentado a muchos obstáculos y problemas que tienen que superar. También hemos visto un incremento debido a las realidades económicas del año pasado, la crisis de vivienda, despidos y ejecuciones hipotecarias”.

Las nuevas cifras confirman que los hogares multigeneracionales –hogares donde los abuelos y padres viven juntos– pueden haber llegado para quedarse. El 66% de los niños que vivían con un abuelo en el 2009 también vivía con uno de sus padres, un número estadísticamente bajo comparado con 1991.

“Los hogares intergeneracionales siempre han existido”, dijo Mutchler. “Es sólo que apenas estamos empezando a contarlos. Cada que preguntemos: oye, ¿cuando eras niño viviste alguna vez con un abuelo? La respuesta será: sí, pero el censo apenas los está viendo”.

El crecimiento de estos hogares también denota otra rama creciente del cambiante árbol familiar estadounidense: el hogar del padre soltero, encabezado abrumadoramente por madres.

En todas las razas, las madres han asumido la carga de la responsabilidad de los niños, tal como lo demuestran los números. El porcentaje de niños blancos que vive sólo con sus madres pasó de 16% en 1991 a 19% en 2009, según el censo.

El porcentaje correspondiente para los niños hispanos pasó de 29% en 1991 a 26% en 2009. Para los niños negros, pasó del 47% en 1991 al 50% en 2009. Asimismo, en el 2009 los niños asiáticos que vivían sólo con sus madres era del 8%. Uno podría pensar que el ingreso adicional de un abuelo para un hogar ayudaría a los padres solteros o incluso a padres que viven en pareja. Pero no necesariamente, señaló Mutchler.

Los abuelos son más jóvenes en la actualidad, pero viven mayores problemas económicos. “Hay un número importante de personas que son más viejos y algunos de los cuáles batallan realmente para mantener a sus nietos. Pero revisando los números, sólo un tercio de los abuelos responsables de sus nietos tienen más de 60 años. El resto están en sus cuarentas y en adelante”, dijo Mutchler.

Santiago cae en esa categoría.

Hace casi 12 años, la madre llena de vitalidad de dos hijas adultas trabajaba como administradora adjunta en una popular tienda de abarrotes, ganando bien.

Posteriormente, sus hijas adultas, ambas en sus años veinte, iniciaron familias.

Hoy día, diez niños llaman “abue” a Santiago. Y mientras sus hijas se las ingeniaban para sobrellevar la crisis económica, Santiago hizo lo que la mayoría de los padres harían y se llevó a sus nietos para mantenerlos alejados de hogares adoptivos. Pero eso significaba que tendría que renunciar a su trabajo.

“Prefiero tenerlos conmigo que en el sistema”, comentó. Santiago dijo que los abuelos en la actualidad asumen la responsabilidad de los nietos porque muchas madres son ineptas. “Muchas chicas jóvenes tienen bebés cuando ni siquiera pueden cuidarse ellas mismas. Y las madres tenemos que dar un paso adelante porque los padres no lo están haciendo”.

Se ha dicho que se requiere un pueblo para criar un niño, pero en términos prácticos, requiere contribuyentes de impuestos, hasta cierto punto. Los programas sociales han crecido rápidamente para llenar un vacío en el cuidado de los niños estadounidenses.

Subsidiados por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano y otras fuentes, programas como el Generations Project en Hartford han puesto a disposición de los hogares multigeneracionales 24 unidades en renta de vivienda accesible, comentó Jason Natelle, especialista en comunicaciones del Community Renewal Team Inc., el cual dirige el programa.

Varios desarrollos inmobiliarios, conocidos alguna vez por prohibir la presencia de niños, se han abierto específicamente para estas familias en lugares como Kansas City y Chicago.

Cualquier servicio dirigido a abuelos es en esencia una inversión en la juventud actual, dijo Ted Houghton, director ejecutivo de Supportive Housing Network of New York.

“Varios de los servicios que brindamos están enfocados a la juventud”, comentó sobre los programas que ofrecen en Nueva York. “Con la mayoría de los jóvenes de 18 a 26 años tienes esta oportunidad de ayudarlos a conseguir buenos empleos, de otra manera tendrás dificultades. Si tienes 27 años será complicado.

Operamos en este rango, en universidades y carreras, por lo que varios de los servicios están enfocados a ellos”.

Santiago, una beneficiaria del Generations Project de Hartford, dijo que ya era tarde para informarse sobre los numerosos recursos disponibles para abuelos. “Cuando me llevé a mis nietos no sabía que había varios programas. Y en verdad ayudan”.

Publicidad
Publicidad