Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El juicio de Mubarak será en una academia de policías, por seguridad

El expresidente, de 83 años de edad, y su ex ministro del Interior, Habib El Adly, enfrentan posibles penas de muerte
dom 31 julio 2011 12:45 PM
Mubara
Mubara Mubara

El juicio del ex líder egipcio Hosni Mubarak se mudó a una academia de policía en El Cairo, Egipto, para tener mayor seguridad, dijo el ministro de Justicia,  Mohamed Abdel Aziz Al Guindy.  Un salón de convenciones en la capital egipcia era el lugar programado.

El expresidente, de 83 años de edad, y su ex ministro del Interior, Habib El Adly, enfrentan posibles penas de muerte si son declarados "culpable" de enviar a la policía en las manifestaciones que los orillaron a dejar su cargo en febrero.

Seis asistentes de El Adly tienen los mismos cargos, informó Mohamed Abdel Aziz Al Guindy.

Publicidad

Mubarak ha negado las acusaciones.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional ha estimado que al menos 840 personas murieron y más de 6,000 resultaron heridas durante el levantamiento de tres semanas que derrocó a Mubarak.

Un oficial de policía acusado de disparar indiscriminadamente a los manifestantes ha sido condenado a muerte in absentia. 

Además, Mubarak, sus hijos Gamal y Alaa, y un socio de negocios enfrentan cargos de corrupción.  

El juicio estará abierto al público bajo fuertes medidas de seguridad, y será transmitido por la televisión estatal egipcia, dijo Guindy. El proceso abrirá el tercer día del santo mes islámico del Ramadán.

Sólo 600 personas podrán entrar en la sala, el juez Ahmed Refaat anunció el domingo, incluyendo las familias de los fallecidos. No se permitirán cámaras o teléfonos celulares. La prensa extranjera y medios de comunicación egipcios podrán acudir.

El juicio continuará en las sesiones durante todo el mes hasta que se dicte sentencia, dijo el juez. La corte sesionará cuatro veces al mes durante el juicio, a diferencia de su única reunión mensual. 

Mubarak gobernó Egipto con mano de hierro durante casi 30 años antes de la revuelta que lo derrocó el 11 de febrero, dejando a la nación bajo el control de un consejo militar. Ha estado hospitalizado desde que sufrió palpitaciones del corazón en abril, pero el ministro de Salud, Amr Helmy, declaró el jueves que el expresidente está en condiciones "para enfrentar un juicio, siempre y cuando sea provisto de un transporte adecuado".

Los fiscales dijeron que Mubarak sufre depresión, fatiga, latidos irregulares del corazón repetidos, presión arterial baja que podría llevar a desmayos y un mayor riesgo de un ataque al corazón. Su abogado reveló en junio que el expresidente había estado luchando con las complicaciones de una cirugía de cáncer de estómago, previamente ocultas en 2010.

A principios de este mes, funcionarios del hospital reportaron que el exmandatario había caído en coma brevemente y dijeron que estaba deprimido, rehusándose a comer mientras espera su juicio.

Publicidad
Publicidad