Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Breivik exige la salida de Stoltenberg a cambio de su declaración

Anders Behring Breivik exigió la dimisión del gobierno de Jens Stoltenberg a cambio de una declaración íntegra sobre sus ataques
dom 31 julio 2011 04:47 AM
Ataques Noruega Oslo Sospechoso
Ataques Noruega Oslo Sospechoso Ataques Noruega Oslo Sospechoso

El autor confeso del doble atentado de Noruega, Anders Behring Breivik, ha exigido la dimisión del gobierno de Jens Stoltenberg a cambio de una declaración íntegra sobre sus ataques, informó la televisión noruega NRK.

El fundamentalista cristiano y ultraderechista, en cuyo doble atentado del 22 de julio murieron 77 personas, declaró el pasado viernes ante la policía durante unas diez horas, informaron ayer fuentes policiales.

Se espera que la próxima semana sea examinado por dos psiquiatras forenses, que deberán elaborar un dictamen sobre su estado mental hasta noviembre.

Según informa el diario noruego Aftenposten, su primer atentado con coche bomba en el complejo gubernamental de Oslo se vio retrasado por un atasco.

Esto hizo que el artefacto de 500 kilos estallase cuando ya había terminado el horario laboral de ese viernes (las 13:26 GMT), lo que probablemente evitó una matanza mayor en la capital.

Asimismo se retrasó su llegada al campamento de las juventudes socialdemócratas en la isla de Utoya, aproximadamente una hora y media después, cuando muchos asistentes al tradicional encuentro político ya se habían ido, entre ellos la ex primera ministra Gro Harlem Brundtland.

Publicidad

Medios noruegos informaban de que Breivik planeó otros ataques con bomba contra el Palacio Real de Oslo y la sede del partido socialdemócrata de Stoltenberg, pero los desestimó por ser inviables.

Breivik pretendía con ello atacar, por partida doble, la residencia oficial de la casa real, así como el partido socialdemócrata.

Su abogado, Geir Lippestad, había declarado anteriormente, que su defendido había pretendido perpetrar otros ataques, pero que finalmente las cosas "no salieron como pensó".

Los servicios secretos noruegos, PST, informaron este viernes de que no creen que haya aumentado el peligro de un ataque terrorista por parte de la ultraderecha tras el doble atentado de Breivik.

El nivel de peligro se mantiene en la misma escala que antes de esos ataques, según fuentes del espionaje noruego, que parten de la base de que Breivik planeó y perpetró solo tanto su atentado con coche bomba en Oslo como el posterior tiroteo en la isla.

Publicidad
Publicidad