Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El autor de los atentados en Noruega se niega a hablar de cómplices

Anders Behring Breivik sostiene que actuó y solo y calla cuando se le cuestiona sobre cómplices en los atentados del 22 de julio
jue 04 agosto 2011 01:05 PM
Noruega - Breivik - deja la corte
Noruega - Breivik - deja la corte Noruega - Breivik - deja la corte

El hombre que mató a 77 personas en un ataque con bomba y un tiroteo en Noruega sostuvo que actuó solo y guardó silencio cuando se lo presionó sobre los posibles cómplices durante un interrogatorio de 10 horas, dijo la policía.

"Las preguntas que no respondió tenían que ver con las personas que podrían haber cooperado de alguna forma con él, por ejemplo, a los que compró algo ilegal", dijo el fiscal policial Christian Hatlo a Reuters.

Anders Behring Breivik , de 32 años, había dicho a la policía que actuó solo durante los ataques del 22 de julio.

Breivik ha admitido que hizo explotar una bomba compuesta de fertilizantes en Oslo antes de recorrer en coche los 45 kilómetros que separan la capital noruega de la isla de Utoya, donde mató a tiros a jóvenes que participaban en un campamento juvenil del Partido Laborista.

"Habló de sus viajes al extranjero y de firmas con las que ha tenido relación, y tenemos que comprobar eso", dijo Hatlo, quien añadió que la policía estaba investigando los viajes de Breivik a más de 10 países.

Breivik no había modificado la conducta "tranquila" que ha exhibido desde el ataque, según el fiscal.

Publicidad

El ultraderechista noruego escribió un manifiesto de 1,500 páginas con el que pretendía abrir una guerra cultural en Europa que resultaría en la expulsión de los inmigrantes islámicos.

Los medios noruegos, citando al abogado defensor designado por un tribunal Geir Lippestad, dijeron que Breivik había planteado demandas extravagantes como condición para decir más sobre las "células" que existen en Europa con sus mismas ideas.

Entre sus peticiones están una aparición en televisión y la dimisión del Gobierno noruego .

"Puedo confirmar que tiene algunas peticiones locas que no podemos tomar en serio", dijo Hatlo.

Breivik había "luchado con el aislamiento" durante su confinamiento en solitario en una prisión de Oslo y le darían una computadora, pero sin acceso

Publicidad
Publicidad