Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Al menos 10 personas mueren durante un saqueo de alimentos en Somalia

Tropas y residentes saquearon un cargamento, lo que inició un tiroteo en el que murieron 10 personas y otras 15 resultaron heridas
vie 05 agosto 2011 01:57 PM
REU
Badbaado-Somalia-REU REU

Al menos 10 somalíes, entre ellos algunos refugiados, murieron el viernes en un tiroteo iniciado en Mogadiscio cuando tropas y residentes saquearon camiones de comida dirigidos a las víctimas de la hambruna en la capital de Somalia, dijeron testigos.

Las fuerzas del gobierno abrieron fuego, y descargaron comida en carretillas y minibuses, y los residentes se llevaron sacos de comida a hombros, poco después de que una organización humanitaria local empezara a distribuir comida a miles de refugiados somalíes.

El incidente puso de relieve los peligros a los que se enfrentan los grupos de ayuda, que luchan por trabajar en un país anárquico golpeado por años de sequía y un ciclo de violencia sin fin.

El suceso se produjo en Badbaado, un endeble campamento improvisado que acoge a 30,000 refugiados, según confirmó el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, que señaló que en el lugar había disponibles 290 toneladas de maíz y aceite.

"Al menos 10 personas murieron y otras 15 resultaron heridas", dijo a Reuters Aden Kusow, un refugiado, desde el campo. "Siete de ellos murieron en el campamento. Los otros tres murieron fuera al huir. La mayoría de los que murieron son refugiados", agregó.

Otro testigo había dicho más temprano a Reuters que vio un soldado muerto cuando huyó del campamento con sus tres hijos al iniciarse los disparos.

Publicidad

"Tengo suerte de que mi familia esté a salvo. No sé a dónde voy. Corro por mi vida", dijo Aliyow Husein, de 40 años, en una calle fuera del campamento.

Unos 37 millones de somalíes corren peligro de morir de hambre , la mayoría de ellos en el sur, lo que ha llevado a cientos de miles a hacer el peligroso viaje a Mogadiscio y sus áreas circundantes en busca de comida.

Unos 100,000 refugiados han llegado a la capital en los últimos dos meses, y cientos más arriban cada día, pese a las amenazas de ataque del grupo armado islamista al-Shabaab, que controla la mayoría de las zonas más golpeadas por la sequía.

Violencia sin fin

El recién nombrado primer ministro del país, Abdiweli Mohamed Ali, dijo trabajará para asegurar que este tipo de episodios violentos no se repitan.

"Tomaremos medidas contra los que estén detrás del caos", dijo Ali a periodistas durante una visita al campamento.

Sacdia Kassim, una trabajadora humanitaria somalí empleada en una organización benéfica local asociada al PMA, dijo a Reuters que los saqueos se están convirtiendo en algo común en Mogadiscio.

"A menudo vemos a las fuerzas del gobierno y a los habitantes saqueando comida que es para los desplazados (...) Sabíamos que esos camiones de comida serían saqueados algún día. Desgraciadamente, de camino al campo vi refugiados y a otros corriendo con la comida humanitaria", señaló.

El PMA indicó que los grupos humanitarios no pueden llegar a más de dos millones de somalíes en las zonas más afectadas, porque los combatientes Shabaab han bloqueado el acceso a la mayoría de las agencias.

La agencia de refugiados de la ONU, ACNUR, indicó que enviaría más de 31 toneladas de material de ayuda a Mogadiscio el lunes, en su primer envío humanitario aéreo a Somalia en más de cinco años.

Con frecuencia, la comida robada termina a la venta en los mercados en manos de los grupos armados.

"Las fuerzas del Gobierno empezaron el juego y nosotros llegamos a lo que es una oportunidad inesperada. Venderé la mitad de esta comida para tener algo de efectivo. No es una sorpresa", dijo a Reuters el habitante de Mogadiscio Hashim Ibrahim, de 30 años, mientras salía aprisa del campamento con una carretilla llena de comida.

Publicidad
Publicidad