Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

'Emily' se disipa, pero permanece la amenaza por las lluvias en Haití

Aunque 'Emily' se disipó, aún existe el potencial de fuertes lluvias e inundaciones en Haití y República Dominicana
vie 05 agosto 2011 07:56 AM
AFP
Emily-Española-AFP AFP

Fuertes lluvias y la posibilidad de inundaciones amenazan a cientos de miles de haitianos que viven en refugios temporales, a pesar de que la tormenta tropical Emily se disipó tras pasar sobre la isla La Española.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos afirmó que el sistema aún puede dejar caer entre 150 y 300 milímetros de lluvia sobre la isla, con niveles aislados de hasta 500 milímetros.

Los vientos que llegaron a soplar con ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora en Haití, se redujeron a entre 16 y 32 kilómetros por hora durante la noche del jueves.

En tanto, en la capital de Haití, cerca de 12,000 cascos azules de las Naciones Unidas fueron puestos en estado de emergencia. Las calles de Puerto Príncipe estaban más vacías de lo normal este jueves, luego de que el gobierno declaró un día feriado antes de la llegada de la tormenta.

Alrededor de 100 personas fueron reacomodadas en refugios en el sureste de Haití, donde se esperaba lo peor de la tormenta, afirmó una vocera de la ONU.

Solo ocho familias fueron evacuadas de Puerto Príncipe, dijo la vocera, y otros que viven en carpas y tiendas de campaña no quisieron abandonar sus casas temporales.

Publicidad

La ONU tiene más de 10,000 carpas y lonas en caso de que la tormenta destruya los refugios temporales.

La tormenta se disipó sobre las montañas de la isla este jueves por la tarde, tras lo cual fueron levantadas todas las alertas.

“La circulación fue destruida por las montañas, por lo que ahora es solo una onda tropical común”, dijo Dave Hennen, meteorólogo de CNN. “Fuertes lluvias y quizá inundaciones continuarán para República Dominicana y Haití, y habrá algo de lluvia y ráfagas de viento a través de las Bahamas”.

Haití aún se recupera de un devastador terremoto que golpeó la isla en el 2010 . Un brote de cólera que fue magnificado por el huracán Tomas en noviembre pasado mató a cientos e infectó a más de 2,000 personas.

Jessica Gable y Yvetot Gouin contribuyeron con este reporte.

Publicidad
Publicidad