Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La policía británica arresta a más de 100 personas por disturbios

Más de 100 personas fueron arrestadas la noche del domingo y la madrugada del lunes tras la violencia que se desató en Tottenham
lun 08 agosto 2011 07:41 AM
polica montada de londres ante edificio incendiado
londres-policia

La policía de Londres arrestó a más de 100 personas la noche del domingo y la madrugada del lunes, presuntamente relacionadas con la violencia que afectó a barrios de Londres por los disturbios en la ciudad de Tottenham durante el fin de semana.

Las revueltas comenzaron luego de que el jueves ocurriera un tiroteo en el que murió un hombre mientras viajaba en un taxi.

Las detenciones se suman a otras 61 que se hicieron la noche del sábado y el domingo por la mañana.

Los disturbios causaron que la secretaria del Interior, Therese May, suspendiera sus vacaciones de verano para regresar a Londres.

"La pasada noche, policías fueron otra vez puestos en peligro por proteger a los londinenses y a sus propiedades", dijo May este lunes. "Los responsables por la violencia y los saqueos enfrentaran las consecuencias de sus actos. Muchos han sido detenidos y se realizarán más arrestos".

La madrugada de este lunes, "un vehículo en movimiento" golpeó a policías que realizaban arrestos por los saqueos, informó la policía.

Publicidad

Tres policías sufrieron heridas no graves, informó la policía metropolitana en un comunicado. Al menos 35 uniformados han resultado heridos desde que la violencia estalló.

También este lunes, bomberos combatieron un incendio en una tienda de zapatos.

"Grupos de jóvenes siguen atacando tiendas", por lo que se ha desplegado un número mayor de policías desde que inciaron los disturbios el sábado.

"Esta es una situación difícil con pequeños focos de violencia, saqueos y  desorden en varios condados", dijo el comandante Christine Jones, de la Policía Metropolitana, también conocida como Scotland Yard.

Los disturbios fueron causados por el tiroteo del jueves y la muerte de Mark Duggan, mientras viajaba en un taxi. La policía detuvo el taxi en un intento de atrapar a los implicados, y pronto hubo disparos, dijo la Comisión Independiente de Quejas de la Policía. La comisión no dijo quién le disparó al hombre de 29 años de edad, ni por qué se detuvo al taxi.

Pero la familia del hombre y sus amigos culparon a la policía por la muerte y se reunieron frente a la estación de policía de Tottenham la noche del sábado para protestar pacíficamente.

La protesta pronto derivó en disturbios. Los manifestantes arrojaron bombas de gasolina, saquearon tiendas y quemaron coches de policía; además lanzaron botellas y ladrillos a los agentes. Un autobús de dos pisos y algunos edificios también quedaron en llamas.

“No había pensamos que la protesta derivaría en estos niveles de criminalidad y desorden violento”, dijo el comandante de la policía, Adrian Hanstock. “Creemos que ciertos elementos, que no estuvieron relacionados con la vigilia, tomaron la oportunidad para cometer desórdenes y atacar físicamente a la policía, insultar a los bomberos y destruir vehículos y edificios”.

Daniel Levy, presidente del club de futbol Tottenham Hotspur, afirmó este lunes que los integrantes del club están “muy entristecidos” con los eventos.

“Estamos preocupados por el trastorno de la vida de la gente y el efecto en toda la comunidad”, dijo Levy en un comunicado. “La situación también significa que los vándalos han utilizado desafortunadamente los eventos como una oportunidad para saquear y destruir propiedades y negocios”.

Este domingo, la oficina del primer ministro británico, David Cameron calificó los disturbios como “totalmente inaceptable”.

“No hay justificación para la agresión que la policía y el público enfrentaron, o para el daño a la propiedad”, afirmó en un comunicado.

La policía incrementó sus patrullajes. Hubo reportes de saqueos aislados de tiendas y de escaparates destruidos, pero la violencia generalizada de un día antes no se repitió.

Un organismo de control de la policía británica dijo que la evidencia del tiroteo del jueves, incluyendo un arma de alguien que no era policía, se encuentra bajo pruebas forenses.

Rachel Cerfontyne de la comisión de quejas de la policía, dijo que el tiroteo permanece bajo investigación, y que “la especulación de que Mark Duggan fue asesinado en un estilo tipo ejecución con varios disparos en la cabeza es categóricamente falso”.

Hanstock, el comandante de la policía, llamó a la muerte de Duggan “extremadamente lamentable”.

“Es absolutamente trágico que alguien murió, pero eso no le da a una minoría criminal el derecho a destruir negocios” y “robar a la comunidad local”, afirmó.

David Wilkinson, Atika Shubert, Erin McLaughlin, Bharati Naik, Aliza Kassim y David Wilkinson contribuyeron con este reporte.

Publicidad
Publicidad