Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los presos de ETA debaten sobre el futuro de la organización terrorista

Los líderes que han sido capturados por el gobierno deberán decidir en septiembre si disuelven la organización o continúan con los atentados
mar 09 agosto 2011 02:10 PM
ETA etarra españa
ETA etarra españa ETA etarra españa

La organización terrorista ETA ha dejado en manos de sus líderes presos la decisión de dejar las armas o continuar con los atentados, informó este martes Radio Televisión Española (RTVE). 

La discusión entre los líderes presos deberá concluir en septiembre y tiene como objetivo, según la cadena pública nacional, optar por la disolución definitiva o elegir con la estrategia de atentados hasta lograr una negociación con una política penitenciaria nueva.

Fuentes policiales dijeron a RTVE que la línea dura de los presos dirigen las negociaciones y que apostarán por permanecer en tregua, anunciada en enero pasado, hasta discutir con el gobierno de turno la posibilidad de un acuerdo de paz por presos. El país celebrará elecciones generales el 20 de noviembre, tras el adelanto electoral que anunció el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que no optará a la reelección. 

Este 9 de agosto se cumplen dos años desde el último atentado de ETA en España. El grupo ha perdido a decenas de integrantes que han sido detenidos por las fuerzas de seguridad, lo que según el gobierno español, los ha llevado a una situación de gran debilidad, según EFE.

Hace dos años, cuatro bombas de escasa potencia estallaron en restaurantes y bares de la turística ciudad española de Palma de Mallorca, en las Islas Baleares, sin causar víctimas, aunque 10 días antes ETA había matado a dos jóvenes agentes de la Guardia Civil.

Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salva murieron el 30 de julio de 2009 al estallar una bomba en su vehículo oficial en Calviá, una localidad de Mallorca, isla que es destino turístico de decenas de miles de europeos y de la Familia Real española en verano.

Publicidad

Ese fue el último atentado con víctimas mortales de ETA en España, después hubo un ataque a las afueras de París, el 16 de marzo de 2010, donde falleció el policía francés Jean-Serge Nerin en un tiroteo ocurrido en la localidad de Dammery-les-Lys.

Nerin se convirtió en el primer agente francés asesinado por ETA en más de 40 años de actividad terrorista y podría ser la última víctima de la historia de la banda, que en los dos años sin atentar en España ha sufrido un progresivo debilitamiento con numerosas detenciones, más de 400 desde 2007, según los datos de EFE.

Solo en los ocho meses transcurridos desde que anunciara el último alto el fuego, el pasado 10 de enero, las fuerzas de seguridad detuvieron a 45 personas supuestamente relacionadas con la organización terrorista.

Las fuerzas de seguridad españolas y francesas han descabezado sucesivamente a la banda con la detención de varios de sus principales jefes, entre ellos Mikel Garikoitz Aspiazu, Txeroki, en noviembre de 2008, y considerado el responsable de la ruptura del alto el fuego de 2006.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo el pasado 29 de junio que su administración había llevado a la organización terrorista "a la posición más débil de su historia".

ETA, siglas de "Euskadi ta askatasuna" (Patria Vasca y libertad), fue fundada el 31 de julio de 1959 con el objetivo de buscar la independencia del País Vasco de España. En sus 50 años de actividad ha causado la muerte de casi 900 personas.

Publicidad
Publicidad