Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estudiantes chilenos ponen un ultimátum al gobierno de Piñera

La manifestación masiva por reformas educativas terminó con un vehículo incendiado y enfrentamientos con la policía en Santiago
mar 09 agosto 2011 05:12 PM

Los estudiantes inconformes de Chile pidieron al Gobierno responder a sus demandas de reformas educativas a más tardar este miércoles, luego de una marcha masiva por la capital del país en la participaron estudiantes y académicos.

"Si no es capaz de dar respuesta (el gobierno) nosotros vamos a tener que exigir otra vía de solución", aseguró este martes la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), Camila Vallejo,  de acuerdo con CNNChile . "(Vamos a) Convocar seguramente a un plebiscito para que sea la ciudadanía, el pueblo en su conjunto quien decida cual tiene que ser el futuro de la educación en nuestro país", dijo.

Los estudiantes convocaron para la noche de este martes a un gran cacerolazo, una forma de protesta en que las familias, desde las ventanas de sus hogares, hacen sonar sus utensilios de cocina, en demanda de una reforma educativa.

La marcha de este martes fue considerada un “gran éxito” por Camila Vallejo. Según la líder estudiantil participaron en ella más de 150,000 personas. De acuerdo con la policía chilena sólo marcharon 60,000.

“Esto demuestra que este movimiento no ha perdido la fuerza, que mantiene su profunda convicción de que en Chile es necesario avanzar en cambios estructurales al modelo educacional”, aseguró Vallejo.

“Hoy día hay una confrontación clara entre dos paradigmas educacionales; uno que defiende la lógica neoliberal y de mercado como ente regulador de la educación, que ya ha demostrado estar en crisis durante los últimos 30 años y por otro lado un modelo que reafirma el compromiso que el Estado tiene que tener para asegurar una educación pública, de calidad, gratuita, democrática, pluralista y multicultural”, dijo.

Publicidad

La protesta derivó en altercados entre los manifestantes y miembros de la policía, los cuales se registraron en a pocas cuadras del palacio presidencial de La Moneda, cuando culminaba la manifestación con un multitudinario mitin con discursos de los dirigentes estudiantiles y actos cívico-culturales, de acuerdo con Notimex.

A pocos metros del lugar de la concentración de este martes, decenas de jóvenes encapuchados montaron barricadas para obstruir el tránsito vehicular e incluso un grupo atacó con piedras y palos un edificio residencial de esa céntrica zona, explicó Notimex.

Los incidentes buscaban romper el cerco policial de tanquetas lanzagases, carros lanzagua y fuerzas antidisturbios de infantería y a caballo.

Al menos un vehículo fue incendiado durante la jornada, detalló Notimex.

El cuerpo de Carabineros (la policía militarizada de Chile) intervino con carros lanzagua y bombas lacrimógenas para dispersar a la turba responsable de los ataques, lo que derivó en enfrentamientos entre manifestantes y la fuerza pública.

Un helicóptero policial coordinó las acciones de los agentes policiales desde el aire, mientras cientos policías protegían los accesos a la Plaza de la Ciudadanía, aledaña al palacio de La Moneda.

Distintos líderes políticos repudiaron la violencia registrada en las manifestaciones y exhortaron a los estudiantes a evitar enfrentamientos.

“Cuando uno convoca a una marcha, tiene que responsabilizarse que esa marcha va a ser pacífica”, aseguró el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, según la edición electrónica del diario El Mercurio.

El alcalde de la comunidad de Peñalolén, Claudio Orrego, escribió en su cuenta de Twitter: “Hay que apoyar la demanda de mejor educación, pero nunca legitimar la violencia. No a encapuchados ni repre excesiva”.

La protesta de este martes se inició la mañana en la Estación Central, en la zona poniente de Santiago, y se desarrolló a lo largo de algunas cuadras de la Alameda Bernardo O´Higgins, hasta desviarse en dirección a la Plaza Almagro.

La columna desbordó las arterias por donde pasó, cubriendo unas 15 cuadras, con gran despliegue de banderas, gritando consignas y desarrollando diversas expresiones artísticas.

El paro estudiantil también fue acatado en otras ciudades del país, como Valparaíso, Talca, La Serena, Concepción y Valdivia, donde unas 23,000 personas marcharon de manera pacífica, aunque grupos de encapuchados también protagonizaron enfrentamientos con la policía.

Las protestas de los estudiantes en Chile piden desde hace meses un alto al lucro de las instituciones privadas con la educación, más inversión del gobierno y más oportunidades para los jóvenes chilenos, entre otras medidas.

Publicidad
Publicidad