Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Alemania recuerda la construcción del muro de Berlín 50 años después

Angela Merkel contó que tenía siete años cuando el muro fue construido, y que desde entonces no pudo volver a visitar a su abuela
sáb 13 agosto 2011 09:53 AM
ceremonia por la conmemoracion de la construccion del muro de berlin
alemania-muro-ceremonia ceremonia por la conmemoracion de la construccion del muro de berlin

Un sábado de hace 50 años, los residentes de Berlín despertaron estupefactos por una ciudad dividida durante la noche con paredes de concreto, cables con púas y vigilados por soldados de la Alemania del Este, dispuestos a disparar a matar.

Durante la Guerra Fría, con el respaldo soviético, el régimen comunista de Alemania del Este trasformó esta barrera de ladrillos en una amplia franja llena de minas, torres con ametralladoras, vehículos de vigilancia y patrullas armadas: el Muro de Berlín. 

Alemania quedó dividida en la Alemania del Oeste y la dictatorial Alemania del Este, irónicamente llamada República Democrática Alemana.

El país conmemoró el aniversario de la construcción de esta muralla con una ceremonia en la que recordó a 136 personas que fallecieron al tratar de cruzarlo, así como a las familias separadas por décadas, antes que cayera, en 1989 .

Los residentes de Berlín se reunieron este sábado por la mañana para escuchar a líderes alemanes dar discursos sobre la democracia, y a testigos revivir su experiencia, así como para hablar de los recuerdos de un pasado en el que eran menos libres.

"La construcción del muro de Berlín nos golpeó hasta la médula", dijo el alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, durante su discurso ante miles de personas reunidas al aire libre.

Publicidad

El funcionario habló en una estrecha y simbólica calle, alejada del bullucio de la capital del país: Bernauer Strasse. Esta vía fue escenario de dramáticos escapes el 13 de agosto de 1961, cuando familias enteras reaccionaron a la construcción del muro y a la presencia militar al subir por las ventanas de los edificios y saltar a las aceras del lado opuesto, donde estaba la Alemania del Oeste.

El régimen comunista de la Alemania del Este construyó el muro, para detener el flujo de personas que huía; aproximadamente 2.7 millones de alemanes se fueron del Este al Oeste antes de su construcción, según la prensa y la Oficina de Información, que han publicado series especiales sobre la historia de muro.

"Muchas personas intentaron llegar al Oeste en el último minuto", destacó Wowereit. "Las imágenes todavía nos impactan. Hablan de la necesidad innata de los berlineses por la libertad".

Actualmente, un monumento de acero oscuro con una forma siniestra permanece en la Bernauer Strasse como un triste recordatorio de la división de Berlín, Alemania y toda Europa, en el oeste democrático y el bloque de regímenes comunistas del este.

La canciller alemana, Angela Merkel, quien vivía en Alemania del Este en 1989, cuando cayó el muro, acudió a la ceremonia.

"Puedo recordarlo exactamente, tenía siete años. Fui con mi abuela de Pankow, desde el Berlín del Este al Berlín del Oeste, pocos días antes de que el muro fuera construido", cuenta Merkel en un video publicado en la página de internet del gobierno alemán.

Merkel dijo sentirse feliz de que el muro haya caído. "Fue insondable para mí, como una niña, que de pronto Berlín estuviera dividido", aseguró. "Vi el dolor de mis padres y mis amigos ese sábado 13 de agosto de 1961. Desde entonces no pude volver a visitar a mi abuela en Hamburgo".

El muro medía 43.1 kilómetros, tenía 302 torres y 55,000 dispositivos para evitar que las personas cruzaran. La Alemania del Este militarizó la frontera con el Oeste al colocar cerca de un millón de minas terrestres y unos 3,000 perros de ataque, de acuerdo con el gobierno alemán. Cerca de 1,000 personas fueron asesinadas al intentar cruzar el muro hacia el Oeste.

Dos meses antes de la construcción del muro, el entonces líder de la Alemania del Oeste, Walter Ulbricht, dijo a los berlineses una frase que es recordada como una de las mayores mentiras dichas en la historia moderna del país: "Nadie tiene la intención de construir un muro".

Publicidad
Publicidad