Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Japón rediseña agencia de seguridad nuclear tras desastre de Fukushima

La nueva dependencia estará encargada de regular y revisar que todo se haga con claridad, tras el desastre causado por el tsunami de marzo
mar 16 agosto 2011 08:49 AM
Fukushima Daiichi
Fukushima Daiichi Fukushima Daiichi

La agencia de seguridad nuclear de Japón estará bajo el control del Ministerio de Medio Ambiente, anunció un oficial de alto rango, una medida producto del triple derretimiento de la planta nuclear de Fukushima Daiichi .

Los reguladores japoneses han sido acusados de haber sido demasiado condescendientes con la industria nuclear en los años previos al desastre ocurrido en marzo en la planta Fukushima Daiichi , el peor accidente nuclear del último cuarto de siglo.

La decisión hará que la regulación del día a día de las plantas nucleares no esté más a cargo del Ministerio de Economía, Comercio e Industria, el cual ha promovido el uso de energía nuclear, comentó el Secretario del Gabinete de Jefes de Estado, Yukio Edano.

El plan es fusionar la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial con la Comisión de Seguridad Nuclear, un organismo meramente consultivo. La nueva agencia debería estar operando en abril del próximo año y “supervisará que todo se haga con claridad”, agregó Edano.

La agencia se llamará tentativamente Agencia de Seguridad Nuclear, pero Edano dijo que él y otros miembros del Gabinete esperan agregar la palabra “reguladora” en breve.

“Esta agencia se encargará de la regulación y por ello la palabra reguladora debería estar incluida en el nombre”, afirmó.

Publicidad

Japón ha lanzado una revisión exhaustiva de la energía nuclear desde el desastre de Fukushima Daiichi, el cual desplazó a más de 100,000 residentes de la zona.

Ingenieros continúan trabajando para restaurar la ventilación normal de los tres reactores que se derritieron tras el terremoto y tsunami del 11 de marzo , y para bombear y descontaminar un estimado de 100,000 toneladas de agua que se han estancado en los sótanos y túneles de servicio de la planta durante cinco meses de medidas de emergencia.

Publicidad
Publicidad