Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La ONU retira a 26 miembros de su personal en Siria por la violencia

La ONU recolocó a 26 miembros del personal desplegado en el país árabe por el clima de violencia y represión que vive el país
mié 17 agosto 2011 10:46 AM
un manifestante se planta frente a un cañon de agua
siria-represion un manifestante se planta frente a un cañon de agua

Naciones Unidas retiró a 26 miembros no esenciales de su personal desplegado en Siria, y recolocó a ellos y a sus familias en otro destino. Se trata de una medida temporal por la violencia que vive el país, según anunció la organización este miércoles.

El retiro del personal de la ONU es la última expresión del rechazo internacional a la violenta represión del régimen del presidente Bachar al Asad para acabar con las protestas antigobierno que comenzaron el pasado marzo.

Túnez llamó a consultas a su embajador en Sira, según informó la agencia de noticias tunecina este miércoles, al citar una fuente de noticias autorizada del Ministro del Extranjero.

La semana pasada, el rey Abdullah de Arabia Saudita pidió el fin del derramamiento de sangre en Siria y retiró a su canciller de Damasco.

Bahréin y Kuwait también han retirado a sus embajadores de Siria y llamado al régimen de Bachar al Asad a terminar con las represiones.

“Esta medida ha sido tomada como resultado de los peligrosos acontecimientos en Siria”, reportó la fuente.

Publicidad

Normalmente hay más de 160 empleados internacionales de la ONU en Siria, y muchos de ellos con sede en Damasco, dijo un portavoz.

La Comisión de Derechos Humanos de la ONU se encuentra preocupada por el conflicto en Siria y sostendrá una reunión especial el lunes para analizar la situación, informó la organización este miércoles

La medida refleja la ansiedad e indignación entre potencias internacionales como Estados Unidos, y aún entre naciones vecinas como Jordania y Turquía.

Cerca de 2,000 civiles han muerto en los últimos cinco meses  durante enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad del gobierno de Bachar al Asad, según organizaciones de derechos humanos.

Los manifestantes exigen la salida del presidente Al Asad. El gobierno, mientras tanto, asegura que no reprime a los ciudadanos sino a pandillas que incitan a la violencia.

Las protestas en Siria fueron influenciadas por movimientos similares en el norte de África y el Medio Oriente, conocidos como La Primavera Árabe, que demandan reformas políticas y sociales.

Las demandas lograron poner fin a los gobiernos de Túnez y Egipto, y mantienen una guerra civil en Libia, además de enfrentamientos constantes en Bahréin y Yemen.

Publicidad
Publicidad