Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Uribe arremete contra periodistas ante el Congreso de Colombia

El expresidente colombiano dijo que recibió mentiras y maltratos de periodistas durante su comparecencia por acusaciones de espionaje
jue 18 agosto 2011 04:59 PM
Álvaro Uribe
Álvaro Uribe Álvaro Uribe

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe aseguró este jueves que ni él ni sus excolaboradores ordenaron espiar a grupos políticos opositores, organizaciones civiles o periodistas , y agregó que, al contrario, algunos periodistas le mintieron y lo maltrataron.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes, Uribe acusó de forma expresa a Daniel Coronell, columnista de la revista Semana y actual vicepresidente de noticias de Univisión, y a Hollman Morris, director del programa Contravía.

"Coronell me hizo cargos muy graves, se los respondí", dijo Uribe, al asegurar que este periodista mintió cuando señaló que el entonces presidente había ordenado interceptar sus comunicaciones.

Uribe inició este jueves su comparecencia ante la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes, que investiga acusaciones de espionaje y seguimientos ilegales a magistrados, opositores, periodistas y defensores de derechos humanos durante sus dos periodos en el gobierno.

"Jamás, jamás de los jamases se me ha pasado por la mente ordenar una persecución a un periodista, a una ONG. Yo combato con las armas sobre la mesa, con claridad”, aseguró el exmandatario. “La única vez que le pregunté al general (Óscar) Naranjo (director de la Policía Nacional) por Coronell fue cuando se iba a Estados Unidos por seguridad porque aquí tenía amenazas, tuvo buen nivel de seguridad durante mi gobierno", agregó.

Uribe señaló a Hollman Morris como el autor de la denuncia levantada en su contra en Washington, que lo acusa de conocer la vinculación de militares con los asesinos de sindicalistas de la minera estadounidense Drummond, que opera en el departamento colombiano del César.

Publicidad

"Hollman Morris me ha maltratado", dijo Uribe, al insistir en que precisamente durante su gobierno se protegió a los sindicalistas y se logró que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sacara a Colombia de la lista negra por violencia contra los trabajadores.

"Morris es de los instigadores en Washington de esa denuncia contra mí, como (el sacerdote) Javier Giraldo me ha difamado en compañía con Holman Morris", agregó.

El expresidente acusó a Morris de violar un acuerdo para la liberación de un grupo de rehenes por parte de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"De acuerdo a ese mecanismo durante horas habría parálisis de operaciones militares, nosotros cumplimos, el señor Morris violó esos límites y se fue a entrevistar a la guerrilla", dijo.

Después, "al señor Morris no sé por qué le quitaron la visa de Estados Unidos y dijo que se la habían quitado por mí (...); eso no pasa por mi cabeza, yo no soy de esas confabulaciones".

"Mi gobierno discrepó públicamente con algunos periodistas, pero mi gobierno jamás tuvo en mente nada distinto que darles protección, la seguridad democrática construyó al periodismo un mundo diferente, antes lleno de temor por los grupos terroristas; a medida que avanzó la seguridad encontraron espacios para ejercer la profesión", agregó.

Uribe defendió durante su discurso al exsecretario general de la presidencia, Bernardo Moreno, quien fue encarcelado recientemente bajo acusaciones de haber pedido información sobre el periodista Daniel Cronell a la directora del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), la central de inteligencia colombiana dependiente del presidente.

"Bernardo Moreno me ha repetido en todas las circunstancias que eso es falso", aseguró Uribe. "Moreno, como secretario general de la Presidencia, autoricé a que me ayudara, pero jamás a dar instrucciones ilegales", dijo.

Uribe, quien gobernó Colombia por dos periodos entre 2002 y 2010, fue denunciado ante el comité legislativo por supuestas víctimas de la inteligencia colombiana, entre las que están la exsenadora Piedad Córdoba, vinculada con la guerrilla y el jurista Luis Guillermo Pérez, vicepresidente de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH).

Al menos una docena de funcionarios o exfuncionarios del DAS han sido procesados o condenados por su responsabilidad en los supuestos espionajes, incluida María del Pilar Hurtado, quien lo dirigió de 2007 a 2008 y quien recibió asilo en Panamá en 2010.

El gobierno de Uribe, así como el de su excolaborador y sucesor Juan Manuel Santos, se han caracterizado por aplicar fuertes medidas de seguridad en su combate contra el crimen organizado y guerrillas como las FARC, que permanecen activas desde hace casi 60 años.

“Fue el gobierno nuestro el que desmontó a los paramilitares, cuando llegamos Colombia había perdido buena parte del poder de las instituciones en regiones del país por acción de paramilitares y guerrillas”, aseguró Uribe este jueves, al calificar su gestión como “un gran apoyo a la justicia”.

Publicidad
Publicidad