Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La lucha por el control de Libia encuentra un punto crítico en Trípoli

Una gran parte de la capital está controlada por aquellos que luchan por la libertad, señaló Guma El-Gamaty, representante de los rebeldes
lun 22 agosto 2011 06:46 AM
Libia Washington
Libia Washington Libia Washington

Los rebeldes están a punto de derrocar este lunes el régimen de 42 años de Moammar Gadhafi, después de la detención de tres de sus hijos la llegada de los opositores a la capital.

"Una gran parte de la capital, Trípoli, está controlada por los hombres que luchan por la libertad", dijo Guma El-Gamaty, coordinador del Consejo Nacional de Transición en Gran Bretaña.

Pero las fuerzas de Gadhafi mantiene el control de al menos tres partes de la ciudad: un hospital, un cuartel militar y el hotel Rixos, donde se hospedan los periodistas internacionales.

Este lunes por la mañana, las fuerzas de Gadhafi en Tajoura, donde se encuentra el hospital, negociaban su rendición, dijo Jumma Ibrahim, un vocero del ejército rebelde.

Un funcionario del gobierno libio, que pidió no ser identificado, admitió que el régimen había perdido el control de algunas partes de la capital.

En Zawiya —una ciudad costera clave—, los residentes celebran disparando al aire, con fuegos artificiales y con el canto "¡Libia es libre!”. En Bengasi, un residente consideró que la alegría por el avance de los rebeldes era similar a la del día de año nuevo.

Publicidad

Pero el paradero de Gadhafi sigue siendo incierto, señaló El-Gamaty este lunes.

Dijo que la oposición considera que Gadhafi está bien escondido en Trípoli o ha huido al sur de Libia, a la cercana Chad o Argelia. "Ésos son los únicos dos países vecinos que han mostrado apoyo para él", dijo El-Gamaty.

Confiado en que la victoria está cerca, el gobierno rebelde comienza a hacer planes.

Gamaty dijo a CNN este lunes que tomará de 18 a 20 meses crear un marco político para un nuevo gobierno libio.

El Consejo Nacional de Transición está listo para desplazarse a Trípoli, dijo Ali Suleiman Aujali, embajador del gobierno rebelde de Libia en Estados Unidos.

"Libia está bajo el control del Consejo Nacional de Transición", dijo, y agregó que las brigadas de Gadhafi se rindieron en la ciudad clave de al-Brega.

CNN no pudo confirmar de forma independiente esta versión.

Pero la lucha quizá no haya concluido, ya que mientras ocurrían las celebraciones en la Plaza Verde de Trípoli los rebeldes señalaron a CNN que escucharon que las fuerzas de Gadhafi se dirigían hacia ellos.

Los rebeldes que buscan derrocar a Gadhafi se alegraron este domingo al enterarse de que dos de los hijos del gobernante — Saif al-Islam y Saadi— fueron detenidos por fuerzas de la oposición.

Ambos fueron detenidos en Trípoli, dijo Jumma Ibrahim, un portavoz rebelde ubicado en la región montañosa occidental de Libia.

Otro de los hijos del dictador libio, Mohammed , dijo durante una entrevista telefónica en vivo con Al-Jazeera que un grupo de personas entró a su casa.

"Estoy siendo atacado en estos momentos. Se trata de armas de fuego dentro de mi casa. Están dentro de mi casa", dijo a Al-Jazeera, que señaló que Mohammed había sido tomado en custodia.

Durante la llamada que se transmitió por la agencia de noticias, se escucharon disparos y una declaración de fe musulmana de Mohammed, que se da cuando se cree que la muerte está cerca. Un intenso tiroteo se escuchó de nuevo, y luego la llamada se cortó abruptamente.

Mientras tanto, el destino de Saif al-Islam Gadhafi —defensor del régimen de su padre— podría estar en manos de la Corte Penal Internacional .

El fiscal Luis Moreno-Ocampo dijo que la corte planea hacer arreglos este lunes para concretar la transferencia de Saif al-Islam a Holanda, para un eventual juicio por "crímenes contra la humanidad".

El tribunal, con sede en La Haya, emitió órdenes de arresto a principios de este verano para Saif al-Islam, su padre y su tío, Abdullah al-Sanussi.

Pero para Aujali, el embajador del gobierno rebelde, es el pueblo libio quien debe decidir qué hacer con los hijos.

No hubo reacción inmediata de los funcionarios del gobierno libio a los informes sobre las  detenciones de los hijos. Y los combatientes rebeldes señalaron que desconocen el paradero de Gadhafi.

En un mensaje transmitido la noche del domingo, el gobernante afirmó que "pequeños grupos de personas que son colaboradores del imperialismo" estaban luchando dentro de la capital.

Europa, a la espera del desmoramiento

El primer ministro británico, David Cameron, dijo este lunes que el régimen de Moammar Gadhafi se está "cayendo a pedazos" y que está en "plena retirada". El paradero del líder libio se desconoce.

La situación continúa inestable en Trípoli, de acuerdo con Cameron, quien dijo que lo más importante es que el Consejo Nacional de Transición imponga la seguridad y prevenga represalias.

Gadhafi debe rendirse, dijo el ministro del Extranjero, Franco Frattini, este lunes.

"El tiempo se acabó. No hay alternativas para su rendición. Si Gadhafi sigue llamando a una guerra civil, será considerado el único responsable del baño de sangre", añadió Frattini en una entrevista con el canal italiano de noticias Sky Tg24.

Frattini dijo a Radio Rai este lunes por la mañana que las fuerzas de Gadhafi controlan sólo del 10% al 15% de la capital de Trípoli. “El resto está en manos de los rebeldes”, añadió.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, emitió un enérgico comunicado la noche del domingo, pidiendo a líder libio, Moammar Gadhafi, entregar el poder.

"Esta noche, el ataque contra el régimen de Gadhafi ha llegado a un punto de inflexión. Trípoli se escapa de las garras de un tirano", dijo. "La manera más segura para terminar el baño de sangre es simple: Moammar Gadhafi y su régimen tienen que reconocer que su gobierno ha llegado a su fin”, expresó el mandatario.

A su vez, el primer ministro británico, David Cameron, pidió a Gadhafi renunciar para evitar más derramamiento de sangre, según un comunicado publicado en su página web la noche del domingo.

"Por las escenas de Trípoli que estamos presenciando, está claro que el fin está cerca para Gadhafi", dijo el comunicado.

También señaló que "él ha cometido crímenes atroces contra el pueblo de Libia, y se tiene que ir ahora para evitar más sufrimiento a su propio pueblo".

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, pidió a Gadhafi no “causar sufrimientos inútiles a su pueblo”, y que aquellos que todavía son leales al líder libio depongan las armas, según un comunicado que se divulgó el domingo.

"Considerando que no existe ya ninguna duda (de que Gadhafi se tiene que ir), el presidente de la República urge al coronel Gadhafi  a no causar nuevos sufrimientos inútiles a su pueblo al abandonar lo que le resta de poder, y llamar de inmediato a sus fuerzas, que todavía le son leales, a dejar sus armas, poner un alto al fuego, regresar a sus cuarteles y ponerse a disposición de las autoridades legítimas en Libia”, se indicó en el comunicado.

En tanto, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, expresó que el régimen de Gadhafi se “desmorona” claramente.

“Entre más pronto Gadhafi se percate de que no puede ganar la batalla contra su propia gente, será mejor, para que el pueblo libio puede ahorrarse más sufrimiento y derramamiento de sangre”, señaló Rasmussen en un comunicado el lunes.

"El pueblo de Libia ha sufrido enormemente bajo el gobierno de Gadhafi, durante más de cuatro décadas. Ahora tienen una oportunidad para un nuevo comienzo. Es el momento de que se detengan todas las amenazas contra la población civil, como pidió el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Es el momento de crear una nueva Libia, un Estado que se base en la libertad, no en el miedo; en la democracia, no en la dictadura”, indicó.

Los rebeldes no saben si Gadhafi se encuentra dentro de Libia, dijo este lunes el jefe del Consejo Nacional de Transición.

“El momento real de victoria será cuando Gadhafi sea capturado”, dijo a reporteros Mustafa Abdul Jalil, el presidente del Consejo, desde la ciudad de Bengasi.

En tanto, funcionarios de la OTAN y Estados Unidos afirmaron que una de las preocupaciones es que fuerzas leales a Gadhafi aún puedan realizar un último ataque desesperado contra los civiles libios.

“Si hay un último ataque desesperado, queremos proteger a los civiles”, dijo un alto funcionario de la OTAN, que habló bajo la condición del anonimato.

Sara Sidner, Razek Raja, Karadsheh Jomana, Chance Mateo, Theodorou Christine, Kamal Ghattas, Khadder Kareem, Alhenawi Roba, Barbara Starr y Mike Mount contribuyeron con este reporte

Publicidad
Publicidad