Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Rebeldes y fuerzas del régimen esperan un combate culminante en Trípoli

A pesar de la entrada de los rebeldes a Trípoli, los combates siguieron en grandes zonas de Libia y su capital
mar 23 agosto 2011 08:52 AM
Libia rebeldes Benghazi Gadhafi
Libia rebeldes Benghazi Gadhafi Libia rebeldes Benghazi Gadhafi

Lo que parecía ser un enfrentamiento culminante entre rebeldes y fuerzas gubernamentales de Libia este lunes pasó a la incertidumbre acerca de si el régimen del gobernante Moammar Gadhafi caería en cualquier momento.

Este martes continuaron los combates esporádicos en Trípoli y el refugio de Gadhafi está bajo ataque, dijo un vocero rebelde a CNN.

El lunes, los líderes rebeldes afirmaron que habían capturado a tres de los hijos de Gadhafi, incluyendo Saif al-Islam, que es buscado por crímenes de guerra por la Corte Penal Internacional.

Pero el martes, Saif al-Islam se presentó en el Hotel Rixos, uno de los bastiones restantes de las fuerzas pro-Gadhafi.

En una breve entrevista con CNN, dijo que su padre y varios de sus hermanos estaban a salvo en Trípoli, y que las tropas leales habían "roto la columna vertebral" de los rebeldes que llegaron a la capital durante el fin de semana.

El segundo hijo de Gadhafi, Mohamed Gadhafi, escapó de la custodia de los rebeldes, dijo el embajador libio en Estados Unidos.

Publicidad

No estaba claro este martes si Saadi Gadhafi, el tercer hijo, seguía en poder de los rebeles.

No hubo una explicación inmediata por parte del Consejo Nacional de Transición.

Lo que parecía ser el último enfrentamiento entre los rebeldes y el gobierno el lunes se disolvió en una confusión y en la incertidumbre acerca de si Gadhafi caerá pronto.

Los heridos durante los enfrentamientos en Trípoli enfrentan escasez de médicos, instalaciones y medicinas.

Una clínica "tiene 40 camas y todas están ocupadas", dijo Robin Waudo, del Comité Internacional de la Cruz Roja en Trípoli. "Algunos han sido tratados y llevados a casas cercanas para seguir ahí el tratamiento".  

Los rebeldes tenían la mayoría de Trípoli bajo su control la noche del lunes, pero las batallas continuaron en varios puntos de la ciudad.

La Cruz Roja supo por meses que la batalla llegaría a Trípoli, por lo que la organización llevó suministros médicos, según Waudo. Sin embargo, la incertidumbre acerca de quién controla el aeropuerto obstaculiza el suministro de los mismos.

Batallas del fin de semana

Durante el fin de semana hubo fuego, armas antiaéreas y artillería en Zawiya, una ciudad clave en el avance de los rebeldes hacia Trípoli.

Desde la ciudad natal de Gadhafi, Sirte fueron disparados tres misiles, uno aterrizó en la zona costera de la ciudad rebelde de Misrata la noche del lunes. La OTAN dijo que no tenía reportes de daños o lesiones, pero llamó a los lanzamientos una "amenaza directa a personas inocentes".

"Aunque los misiles tierra-tierra del arsenal de Gadhafi son muy imprecisos y no están diseñados para alcanzar un objetivo específico, son un arma de terror", aseguró la OTAN. "Su uso en contra de una zona urbana o industrial es absolutamente irresponsable".

En medio de todo, el paradero del gobernante libio aún es desconocido.

"El verdadero momento de la victoria será cuando Gadhafi sea capturado", dijo el presidente del Consejo Nacional de Transición, Mustafa Abdul Jalil, a la prensa en Bengasi, el bastión rebelde en el este.

Mientras tanto, el reino de Bahrein reconoció este martes al CNT como "el único representante legítimo", reportó la agencia estatal de noticias.

Gadhafi ha estado en el poder en Libia desde un golpe de estado en septiembre 1969. La rebelión contra él se inició en febrero y se ha visto favorecida por los ataques aéreos de la OTAN que comenzaron en marzo, en virtud de un mandato de la ONU para proteger a los civiles.

La revuelta cobró fuerza rápidamente en las últimas dos semanas, con el empuje de las fuerzas rebeldes en Trípoli el fin de semana.

En una declaración a la prensa, Barack Obama, presidente de Estados Unidos, dijo que aunque la situación seguía siendo fluida, estaba claro que "el gobierno de Gadhafi se ha terminado."

"La búsqueda de la dignidad humana es más fuerte que cualquier dictador", dijo.

Publicidad
Publicidad