Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Rebeldes libios controlan carreteras costeras que van de Trípoli a Túnez

La capital del país padece por la escasez de suministros y agua, que podrían llegar a través de la vía que ahora controlan los rebeldes
dom 28 agosto 2011 09:44 AM
atardecer en tripoli
libia-rebeldes atardecer en tripoli

Los rebeldes libios tomaron el control de los principales poblados a lo largo de la carretera que va del oeste de Trípoli a Túnez, dando a sus jefes esperanzas para comenzar a traer suministros y aliviar la creciente crisis que se vive en la capital.

Los festejos aparecieron en Zawara, mientras las fuerzas de Moammar Gadhafi se disipaban, con una atmósfera de palpable euforia y rebeldes jubilosos disparando al aire.

El cruce fronterizo de Ras Jedeir está cerrado al tráfico civil, aunque los rebeldes esperan abrirlo pronto, con una Trípoli que enfrenta una escasez potencial de agua.

La exitosa toma de la carretera se produjo después de días de lucha que le dieron a los milicianos rebeldes el control de un foco tenaz resistencia cerca del aeropuerto de Trípoli.

Pero mientras los combatientes rebeldes dicen estar en dominio de casi toda la capital, las fuerzas leales al Gadafi resisten  en una serie de fortalezas militares.

Mientras tanto, Alamin Belhaj, miembro del liderazgo  rebelde, Consejo Nacional de Transición (NTC, por sus siglas en inglés), aseguró a CNN que sus prioridades son ahora la liberación de Trípoli, la seguridad, así como los servicios de agua y combustible.

Publicidad

Belhaj dijo que los rebeldes no quieren una réplica de la experiencia en Bengasi, lugar en el que no ha habido policía durante meses.

El liderazgo rebelde ha hecho un llamado a todos los agentes de la policía para volver la próxima semana a su servicio, y en caso de no hacerlo serán despedidos, según un funcionario del NTC.

Por otra parte, un portavoz del consejo rebelde aseguró que éste está ordenando a todos los oficiales del ejército a regresar a sus unidades y reanudar sus funciones, y que aquellos que se nieguen a hacerlo serán considerados leales al tambaleante régimen de Gadhafi y serán tratados en consecuencia.

Belhaj comentó que no sabía por qué la red de suministro de agua en Trípoli ha funcionado prácticamente en seco y especuló que podría tratarse de un sabotaje o de cortes de energía realizados por las fuerzas pro gubernamentales. Un plan es llevar 100 tanques de agua a Trípoli, mientras que un barco con agua ya está rumbo a la capital libia, señaló Belhaj.

Un buen número de habitantes de Trípoli obtiene agua de pozos, añadió.

Los rebeldes se hicieron del control de Qasr Ben Ghasher, una villa ubicada a unos dos o tres kilómetros al este del aeropuerto de Trípoli.

Los leales a Gadhafi utilizaron la villa como base para lanzar misiles Grad, cohetes y otros artefactos de artillería, en un intento por retomar el control del aeropuerto, en manos de los rebeldes.

Sin embargo, durante la noche de este viernes, las fuerzas de Gadhafi huyeron de Qasr Ben Ghasher, permitiéndoles a los milicianos opositores extenderse por el poblado, así como asegurar una granja en el lugar, la cual pertenece a Khamis al Gadhafi, hijo de Moammar Gadhafi.

Los lugareños celebraron la caída del régimen de Gadhafi la mañana de este sábado, mientras niños pintaban banderas rojas, negras y verdes.

La OTAN declaró que el viernes llevó a cabo una serie de ataques aéreos en Trípoli, dirigidos a instalaciones militares, vehículos y armas; también atacó el puerto petrolero de Ras Lanuf, el bastión de Gadhafi de Sirte y otros lugares.

Esto último siguió a un llamado hecho por las Naciones Unidas y sus socios diplomáticos acerca de que la escasez generalizada de alimentos, agua, combustible y medicamentos podría desestabilizar aún más la región.

El NTC ha hecho un llamado al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que ordene liberar miles de millones de dólares que fueron congelados por los Estados Unidos y otros países en el transcurso de la guerra.

Aunque el NTC ha sido reconocido por 57 países y por las Naciones Unidas como el representante legítimo del pueblo libio, la Unión Africana no logró hacer lo mismo tras un encuentro llevado a cabo el viernes. También se ha opuesto a liberar los fondos libios al órgano rebelde, argumentando que nadie se encuentra a cargo del país.

Gadhafi, quien fue presidente de la Unión, en 2009, tiene fuertes lazos con algunos de sus miembros, incluyendo Argelia y Chad. Ha habido especulaciones sobre el que si Gadhafi tuviera que huir de Libia, alguno de esos países le aceptaría.

Gadhafi no ha sido visto desde que los rebeldes avanzaron la semana pasada sobre la capital libia, aunque ha  hecho llamados por la radio pidiéndole a los leales combatir. El NTC ha colocado una recompensa de 1.4 millones por la cabeza de Gadhafi, quien quiera que lo lleve o mate.

Publicidad
Publicidad