Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El ultimátum rebelde a los leales a Gadhafi: O se rinden o son liberados

El ofrecimiento del Consejo Nacional de Transición para restablecer la paz se vio empañado por el descubrimiento de una fosa con cadáveres
lun 29 agosto 2011 10:25 AM
Libia - cuerpos calcinados - Jamahiriya
Libia - cuerpos calcinados - Jamahiriya Libia - cuerpos calcinados - Jamahiriya

Combatientes rebeldes dieron a los leales a Moammar Gadhafi, en Sirte, hasta este lunes para desarmarse o enfrentar la “liberación”, aseguró un vocero de la oposición.

Miles de rebeldes se reunieron el domingo en las afueras de Sirte, lugar de nacimiento de Gadhafi, a pesar de que uno de los hijos del dictador ofreció negociar el fin de esta larga guerra .

Las milicias de Gadhafi han recibido la orden de desarmar y permitirle a los rebeldes entrar a la ciudad, dijo Ahmed Bani, un vocero militar del Consejo Nacional de Transición (NTC, por sus siglas en inglés).

El ultimátum surge tras días de combates y reportes sobre negociaciones entre los rebeldes y los leales para la capitulación de la ciudad, ubicada al este de Trípoli.

Pero a medida que los rebeldes se movían para sofocar los últimos bastiones de la resistencia, el domingo surgieron evidencias de atrocidades presuntamente cometidas por el régimen de Gadhafi, en sus últimos días en el poder, con el descubrimiento de un depósito lleno de cuerpos carbonizados.

La semana pasada, cuando se marchaban, fuerzas comandadas por Khamis, el hijo de Gadhafi, asesinaron aproximadamente 150 civiles prisioneros, arrojando granadas y balas con gases dentro de un edificio lleno de hombres a los que habían prometido liberar, aseguró un sobreviviente.

Publicidad

La masacre tuvo lugar el 22 de agosto, comentó a CNN el sobreviviente, Muneer Masoud Own.

En su camino a Trípoli, los rebeldes descubrieron los cuerpos carbonizados dentro de una bodega junto a una base militar. Además, un habitante que vive cerca de ahí, le dijo a CNN que al menos 22 cuerpos fueron encontrados en un zanja, en las inmediaciones de la base, aunque no fue del todo claro si esos cadáveres estaban relacionados con los de la bodega.

CNN no pudo verificar la afirmación.

La base se encuentra sobre el camino principal que va de Trípoli al aeropuerto de la capital, el cual fue tomado por los rebeldes el viernes tras días de intensos combates.

Own, de 33 años, manifestó que él y su hermano de 30 años fueron retenidos ahí durante 18 días, tras ser arrestados por las fuerzas de Gadhafi. Dijo que había retenidas en la bodega cerca de 70 personas más, con un rango de edad entre los 70 y los 17 años.  Comentó que algunos le dijeron que habías estado ahí desde aproximadamente seis meses atrás.

Manifestó que cuando fue por primera vez trasladado a la bodega, habías entre 60 y 70 personas retenidas junto a él. Al momento en que los rebeldes incursionaban a la capital, el número de prisioneros creció a cerca de 175, con un rango de edad entre los 70 y los 17 años, dijo Own.

Con las milicias rebeldes ejerciendo la ofensiva en la capital para aquel lunes, sus guardias le dijeron a Own y a su hermano que serían liberados al atardecer, dijo. Lo que sucedió justo antes del atardecer, comentó, es que los guardias de seguridad abrieron fuego contra los hombres apilados dentro del lugar, algunos de los cuales consiguieron escapar.

Comentó que no ha podido encontrar a su hermano.

Bashir Own, quien no guarda parentesco con Muneer Masoud Own, dijo que trabajó como voluntario para retirar los cuerpos de la bodega. Estimó que había alrededor de 150 cadáveres.

Ghadafi, como la mayor parte de su familia, no ha sido visto desde que los rebeldes ingresaron a Trípoli; actualmente son perseguidos por los rebeldes, tras la revuelta de seis meses que ha sido apoyada por ataques aéreos de los países de occidente.

Combatientes rebeldes hurgaron  en las villas costeras de la familia de Gadhafi, y encontraron equipo de sonido de alta definición, bañeras y vinos que por botella estaban valuados en cientos de dólares, a pesar de la prohibición gubernamental de alcohol.

También encontraron a una sirvienta etíope con una enorme cicatriz, la cual cuidaba a los pequeños de Hannibal, uno de los hijos de Gadhafi.

La sirvienta, Shwygar Mullah, dijo a CNN que Alice, la esposa de Hannibal Gadhafi, en un par de ocasiones expresó disgusto por su trabajo, quemándola con agua hirviendo –y después rechazó la atención médica-, dejando el cuero cabelludo y la cara de la sirvienta como un mosaico de cicatrices y heridas

En una ocasión, Aline perdió los estribos cuando su hija no paraba de llorar y Mullah se negó a golpear a la pequeña.

Otro miembro del personal de la casa de Gadhafi, un hombre de Bangladesh quien no quiso revelar su identidad, corroboró el relato de Mullah y afirmó que por lo general era golpeado y acuchillado en el lugar.

Las acusaciones vertidas por Mullah se dieron el mismo día en que otro de los hijos de Gadhafi, el empresario Saaid, ofreció a los rebeldes negociar el ponerle un alto a la guerra. Él ha hecho ofertas previas, aunque en esta ocasión parece que está dispuesto a romper las ataduras con su papá y su hermano, una vez que ha asumido que él es el heredero de Moammar Gadhafi.

“Si (los rebeldes) están de acuerdo en cooperar para poner conjuntamente a salvo al país (sin mi padre ni Saif), entonces será fácil y rápido. Lo prometo!”, afirmó Saaid Gadhafi en un correo electrónico dirigido a Nic Robertson, de CNN.

Saaid Gadhafi dijo que la oposición no puede “construir un nuevo país sin contar con nuestra presencia en la mesa”.

Mientras tanto, el NTC anunció el domingo que no permitirá la extradición de Abdelbeset al Megrahi, el hombre condenado por derribar un avión de Pan Am, en 1988.

“No entregaremos a occidente a ningún ciudadano libio,” aseguró el Ministro de Justicia del NTC.

Varios de los principales senadores de Estados Unidos han sido fuertemente críticos de la decisión tomada por Escocia de liberar en el 2009 a al Megrahi , bajo el argumento de que él tenía cáncer y que no era probable que viviera por más de tres meses.

“Las especulaciones en días recientes sobre al Megrahi han sido de poca ayuda, innecesarias y verdaderamente mal informadas ”, afirmó el gobierno escocés en una declaración emitida el lunes.

Publicidad
Publicidad